Calefacción por gas o electricidad, ¿cuál es mejor?

Publicado por canalHOGAR, 15 Dic 2016

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Tipos de calefacción

Cuando llegan los meses más fríos del año solemos acordarnos de las múltiples posibilidades de calefacción que existen y valoramos cuál puede ser más económica y eficaz. Así, los dos principales tipos son por gas o electricidad. A continuación te contamos los pros y los contras de cada una de estas calefacciones.

A la hora de elegir los elementos básicos de la casa, la calefacción es uno de los aspectos más importantes, ya que de su elección dependerá el desembolso que tengamos que realizar mensualmente y el confort que conseguiremos en nuestra vivienda. Si aún no cuentas con ningún sistema de calor en tu casa y estás dudando entre uno por gas o electricidad, echa un vistazo a las ventajas e inconvenientes de ambos sistemas.

Gas

La calefacción de gas es uno de los sistemas más antiguos y utilizados. Es bastante habitual tener una caldera para toda la vivienda o bloque de vecinos que se encarga de calentar el agua y hacerla circular por todos los radiadores.

La calefacción por gas es mucho más económica que la eléctrica, tanto en la instalación como en el consumo, aunque por el contrario requiere tener ventanas y puertas de calidad para que no se escape el calor por ningún hueco.

Eléctrico

En la calefacción eléctrica se pueden diferenciar distintos tipos: acumuladores eléctricos, suelo radiante y bomba de calor.

- La calefacción de acumuladores eléctricos permite tener energía para calentar el agua o la calefacción al cargarse de calor durante la noche. Así se puede utilizar el calor durante todo el día sin problemas.

- La calefacción de suelo radiante son unos tubos localizados en el suelo, techo y paredes que resguardan de forma correcta el calor en todo el hogar. Esto permite que el calor nunca se escape y que toda la casa tenga la misma temperatura.

- La calefacción de bomba de calor genera aire caliente haciendo uso del agua y/o del aire. Es el más adecuado para grandes espacios ya que el gasto es mucho menor.

La principal desventaja de la calefacción eléctrica es el alto coste de su instalación con respecto a la de gas.

Además de valorar el desembolso económico de un sistema y otro, también es necesario valorar el lugar donde vives, si el clima es frío o cálido, junto con el tiempo que crees que necesitarás tener encendida la calefacción. Una vez hayas tomado la decisión, sólo te queda aprovechar al máximo cada momento en casa con los tuyos. Recuerda que para que ninguna rotura, avería o desperfecto enturbie tus horas de descanso, el Seguro de Hogar MAPFRE te ofrece las coberturas más completas del mercado para salvar cualquier situación rápidamente.

LO QUE DEBES SABER...
  • Calefacción de gas: es más económica en su instalación e ideal para poco uso.
  • Calefacción eléctrica: consigue mantener mejor la temperatura en todo el hogar.
  • Tipos de calefacción eléctrica: bomba de calor, suelo radiante y acumuladores eléctricos.


Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos