Cómo ayudar a la preservación de la capa de ozono en nuestro hogar

Publicado por Virginia González, 14 Sep 2012

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Cuidar capa de ozono

El calentamiento global, la rotura de la capa de ozono y el aumento paulatino del nivel del mar están haciendo que realmente nos concienciemos de la necesidad de cuidar del planeta. ¿Cómo lo hacéis vosotros?

LO QUE DEBES SABER...
  • Temperatura óptima hogar: 22 y los 25 grados.
  • Evitar: aerosoles, extintores con halones, insecticidas y envases no reciclables.
  • Buenas prácticas:  bombillas y electrodomésticos de bajo consumo, productos de limpieza ecológicos y paneles solares.

 

Tanto a nivel gubernamental, como individual somos conscientes del sufrimiento que está experimentando en la actualidad el planeta y de la necesidad de llevar a cabo una acciones de conservación del mismo. Vosotros también podéis aportar vuestro granito de arena, por ello hoy, para celebrar que el próximo 16 de septiembre es el Día internacional de la preservación de la capa de ozono, os damos unos consejos.

 

 

Acciones para cuidar del medio ambiente

Hay ciertas costumbres que pueden ayudar a salvar al planeta y que no os costarán ponerlas en práctica. Por ejemplo, podemos restringir el uso de calefacción y aire acondicionado. No se trata de pasar frío o calor, sino hacerlo con cabeza. Siempre que se pueda, será mejor que en invierno os tapéis más o mantengáis las ventanas abiertas en verano antes que utilizar la calefacción o el aire acondicionado. Tened en cuenta que la temperatura óptima se encuentra entre los 22 y los 25 grados. Por encima o debajo de esta temperatura estaremos haciendo un gasto innecesario.

Igualmente comprobad de forma periódica el funcionamiento de los radiadores y del aire acondicionado, para ver que funcionan de forma adecuada, que no hay escapes y que están funcionando a la máxima capacidad. Purgad los radiadores antes de encenderlos, para que calienten de forma completa.

Limitad al máximo el uso de aparatos eléctricos. Por ejemplo, si podéis exprimir zumo con una exprimidora normal mejor que usar una eléctrica.

No tengáis encendidos aquellos aparatos como ordenadores o la televisión si no los estáis usando.

Comprobad el estado de las ventanas, para que no haya fugas de energía.

¿Y los productos?

Algunos productos que usáis habitualmente en vuestro hogar o que compráis realmente son nocivos para la naturaleza, hay que estar pendientes de estas cosas a la hora de comprarlos.

Comprad bombillas y electrodomésticos de bajo consumo.

Evitad comprar los productos que estén envasados en forma de aerosoles, ya que son muy contaminantes y peligrosos para la naturaleza. No se pueden reciclar y son inflamables. No tenéis excusa ya que la mayoría de productos que vienen en aerosol, como desodorantes o productos de limpieza, los podéis encontrar con otros envases.

Si tenéis que comprar algún extintor, mirad que no contengan halones, ya que son muy agresivos.

Cuando compréis frutas, carnes, etc. procurad no comprarlos en envases, siempre es mejor ir a la carnicería o frutería donde os los darán con papel reciclado. Y, por supuesto, recordad que es mejor reciclar las bolsas.

Restringid el uso de productos de limpieza, hay formas con usos de productos naturales como el limón o el vinagre con los que podéis limpiar la casa de forma ecológica.

En el caso de que tengáis una huerta en casa, evitad al máximo el uso de insecticidas, ya que no solo es nocivo para la naturaleza, sino también para vosotros.

Para terminar, podéis instalar paneles solares, con los que parte de la energía que uséis será natural.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos