Cómo utilizar el aire acondicionado para no resfriarnos

Publicado por Virginia González, 16 Jul 2012

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Temperatura adecuada aire

El aire acondicionado es un privilegio en verano. Gracias a ello se puede disfrutar de una buena temperatura en casa. Pero recordad que su abuso puede ser perjudicial.

LO QUE DEBES SABER...
  • Temperatura ideal: debe encontrarse entre los 22 y los 25 grados centígrados.
  • Humedad: entre el 40% y el 60%.
  • Eficiencia energética: deben encontrarse en la clasificación A+ o A++.

 

El exceso de frío mediante el aire acondicionado puede provocar no solo un gasto adicional en la factura de la luz (de hecho cada grado de temperatura que se baje de los 22 grados, supone un 7% más en vuestras facturas), sino enfermedades como gripes y constipados.

 

Usarlo sin gastar demasiado

Lo primero para saber cómo usar de aire acondicionado de forma eficiente, es saber los grados a los que lo debemos poner para no gastar en exceso, dependiendo de la superficie de la habitación en la que os encontréis. Por lo general se estima una temperatura media de unos 22 a 25 grados siempre, pero debemos contar con la potencia de refrigerio según los metros cuadrados que tiene una superficie. Aquí os mostramos una tabla elaborada por el Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE), para la potencia que se requiere de un aire acondicionado, según los metros cuadrados del hogar:

 - 9-15 metros cuadrados: potencia de 1,5 kW.
- 15-20 metros cuadrados: potencia de 1,8 kW.
- 20-25 metros cuadrados: 2,1 kW.
- 25-30 metros cuadrados: 2,4 kW.
- 30-35 metros cuadrados: 2,7 kW.
- 35-40 metros cuadrados: 3 kW.
- 40-50 metros cuadrados: 3,6 kW.
- 50-60 metros cuadrados: 4,2 kW.

El usar una potencia adecuada para el espacio, hará que podáis llegar a la conocida eficiencia energética: ahorrar dinero y cuidar el medio ambiente.  

Es importante que atendáis a esta potencia y a la clasificación A+ o A++ del electrodoméstico en cuestión, ya que esta categoría es el que lo clasifica como ahorro energético.

Otros trucos para no abusar del aire acondicionado y evitar que entre el calor en casa son cerrar persianas y ventanas en las horas de máximo calor e instalar toldos que os protejan del sol. Sobre todo aprovechad por la noche para abrir ventanas y puertas, así tendréis corrientes de aire y no os será necesario usar aire acondicionado.

Problemas de salud

Debido al mal uso realizado por la gente que compra aire acondicionado, la AEepe (Asociación Española de Patologías Emergentes) ha elaborado con la colaboración de LG una Guía para el Buen Uso del aire acondicionado, a través del “Estudio Cometa”. Entre ellas se dan las recomendaciones siguientes:

- La temperatura de la zona climatizada debe regularse, siempre atendiendo a la capacidad de las personas para adaptarse al cambio de temperatura y en función también del tiempo que haya fuera. Esto evitará cambios bruscos en el cuerpo.

- El cambio de temperatura (mayores de 10º-12º C) puede ocasionar problemas de salud. Por lo que el cambio debe ser gradual.

- El cuerpo deberá conservar una temperatura entre los 20º y los 25º C.

- Para evitar resfriados o malestar en los órganos respiratorios o garganta, la humedad del aire debe estar entre el 40% y el 60%. Por debajo, se provocarán sequedades y, por encima, microorganismos patógenos.

- Todos y cada uno de los aparatos de aire acondicionado disponen de filtros que esterilizan el aire, así como de sistemas de auto-limpieza y secado de la unidad interior para prevenir el desarrollo y proliferación de bacterias y hongos.

- Los equipos de aire acondicionado no deben tener apenas ruidos para facilitar el descanso. Así que seleccionad aquellos que no emitan apenas ruidos y permitan distribuir el aire (que no sea fijo y que distribuya el aire).

- Cada verano o siempre que el aparato haya estado sin funcionar mucho tiempo, se debe comprobar la calidad y limpieza de los sistemas de filtrado. 



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos