Trucos para hacer frente al calor en casa

Publicado por Virginia, 01 Jun 2012

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Combatir el calor en casa

El calor va apretando cada vez más y es el momento de poner remedio. Nosotros te damos algunos buenos trucos para ello.

LO QUE DEBES SABER...
  • Por la noche: ventanas abiertas, plancha, tiende...
  • Por el día: persianas bajadas y aparatos eléctricos apagados.
  • Alimentación: comidas ligeras y agua fresca.

 

Hay una gran cantidad de formas de hacer frente al calor. Algunas son sencillas y básicas (beber más agua, mantener persianas bajadas en las horas de más calor…) y otras son algo más complicadas de poner en práctica, porque tendréis que desembolsar algo de dinero para comprar, por ejemplo, ventiladores o aire acondicionado.

 

Trucos caseros contra el calor

Lo primero de todo es que os mantengáis hidratados de forma continua. Meted una botella de agua en la nevera y bebed durante todo el día. Siempre procurad mezclarla con agua del grifo para que no esté excesivamente fría y pueda dañaros la garganta. Esto podría ser muy perjudicial para vosotros.

Durante las horas de mayor calor, mantened bajadas las persianas y cerradas las ventanas. Durante la noche y el resto de horas, tened las ventanas abiertas con las persianas totalmente subidas.

Reducid al máximo el uso de aparatos como la televisión, los ordenadores, el horno… pues desprenden una gran cantidad de calor.

También evitad realizar determinadas actividades en casa en las horas de mayor sol, como tender la ropa o planchar. Procurad hacerlo por la noche, así el calor se escapará por las zonas que hayáis dejado abiertas. Abrid también las puertas de la casa para que haya corrientes de aire, son mejor que el aire acondicionado.

En época de vacaciones aprovechad y dormid en las horas de más calor, así evitaréis pasar demasiado calor en las demás horas.

Duchaos en las horas de más calor, un remojón en agua fría en la ducha os refrescará al máximo.

En esta época del año, evitad las comidas copiosas y apuntaros a las ensaladas y comidas más ligeras.

Para terminar, y aunque parezca algo raro, pararos a mirar el color de vuestras paredes. El uso de colores claros hace que en una estancia haya menos calor.

Comprar algunas cosas

Aún con estos trucos, y dependiendo de la zona en la que viváis, suele ser obligatorio la compra de algunos aparatos eléctricos para poder hacer frente a las horas de calor más intenso.

La opción más barata es comprar un ventilador. Su coste de compra y de uso de energía es muy reducido y puede mantener una sensación de frescor más natural, ya que no usa, como en el caso del aire acondicionado, aire artificial y así evitaréis constipados y sequedades en la garganta. Los tenéis de muchos tipos: de techo, de suelo o incluso de bolsillo. 

El aire acondicionado es también una buena manera de evitar los sudores pero su uso incorrecto y excesivo puede acarrear algún problema que otro de salud.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos