Cómo elegir un buen sillón de masajes

Publicado por Covadonga Carrasco, 09 Ene 2015

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Elegir un sillón de masajes adecuado

Un sillón de masajes es una buena inversión para nuestra salud y nuestro relax, pero también es un “capricho” algo caro, así que antes de comprar el primero que se nos ponga por delante, es importante que conozcamos cuáles son las características que necesitamos siguiendo los siguientes consejos.

LO QUE DEBES SABER...
  • Tamaño: lo primero que debemos saber es si tenemos el espacio suficiente para poner un sillón de masajes y si queremos un sillón de una plaza o de más.
  • Diseño: es importante que el diseño de nuestro sillón de masajes no rompa la línea decorativa del resto de la habitación en la que lo vamos a situar.
  • Funciones: además de los diferentes programas de masajes, hay sillones que tienen la función de elevación automática para facilitar la inclinación a personas con movilidad reducida.

Para empezar, debemos saber cuál es el tamaño del sillón que necesitamos y si tenemos el suficiente espacio para colocarlo. Este tipo de sillón suele ser más grande de lo habitual, así que primero tendremos que medir el espacio para después decantarnos por uno u otro modelo. Además, los sillones de masajes no solo son de una plaza, también los hay de 2 y 3 para que el masaje lo disfrute toda la familia a la vez.

 

Diseño y material de un sillón de masajes

Antes de elegir un sillón tendremos que decidir algunas características, como por ejemplo el diseño. En función del tipo de decoración que tengamos en casa, necesitaremos un estilo u otro para evitar que el sillón desentone y rompa la línea decorativa que impera en la habitación.

El material también es muy importante. Lo habitual, por cuestiones económicas, es que la mayoría de la gente compre el sillón de piel sintética, pero también podemos encontrarlos de piel natural, eso sí, a un precio bastante más elevado.

Sillón con función automática de elevación

En cuanto a las funciones del sillón relax, además de tener las clásicas de masajes con diferentes intensidades, lo ideal es saber si el sillón que vamos a comprar cuenta con las funciones automáticas de elevación, perfectas para personas que tienen movilidad reducida, personas mayores, etc. Con esta función, para ponerse de pie solo hay que tocar un botón en el mando para que se reclinen el respaldo y el reposapiés. Una forma mucho más cómoda y mucho más segura que el sistema de palanca.

En cualquier caso, debemos estar convencidos de que la calidad, el precio, las garantías y la seguridad son coherentes, ya que muchas veces, como sabemos que es un producto caro, nos decantamos por las ofertas a precios bajos que no garantizan en absoluto la calidad o, en el otro extremo, decidimos comprar a precios altísimos creyendo que así estamos adquiriendo el mejor sillón.

 

Si quieres recibir consejos como estos y otros muchos más, el boletín de canalHOGAR es para ti. ¿A qué esperas para suscribirte?



Comentarios (1)

juantoni70 comento el 09/01/2015 a las 11:31

Los sillones de masaje son perfectos para cuando se llega cansado del trabajo, pero es verdad que muchos no son muy bonitos y no quedan bien con el estilo del salón de la casa.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos