Guardar documentos en casa

Publicado por Cristina Yañez, 22 Oct 2013

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Ordenar los documentos de casa

En casi todas las casas existe siempre un cajón o incluso una parte de un armario destinado a guardar todo tipo de papeles y documentos por si los necesitáramos en un futuro. Normalmente, se trata de facturas, justificantes bancarios o contratos laborales que nunca sabemos cuándo nos los pueden pedir. Por ello, vamos a daros una serie de consejos y recomendaciones para ayudaros a decidir qué papeles podéis tirar y cuáles no y así podáis tener más ordenada la casa.

LO QUE DEBES SABER...
  • Corto plazo: algunos documentos podremos tirarlos en un plazo relativamente corto de tiempo, debido a que dejan de ser válidos.
  • Medio o largo plazo: los registros de propiedades o los contratos tendremos que guardarlos durante un período largo de tiempo.
  • Separación: es conveniente separar los documentos según el tiempo que tengamos que guardar unos y otros.

 

Muchas veces, guardamos documentos que ya no nos sirven para nada, por desconocimiento o sin darnos cuenta. 

 

Revisar los papeles a corto plazo 

Si nos ponemos a revisar uno a uno los papeles que tenemos guardados en casa, es muy probable que muchos de ellos ya no tengan ningún tipo de validez, ya sea porque se ha pasado la fecha para la que valen o porque ya se ha producido satisfactoriamente lo que en ellos estaba redactado. Lo más recomendable es ordenarlos en dos montones o carpetas diferentes. Por una parte, aquellos que tendremos que desechar a corto plazo y, por otra, los que debemos conservar a medio plazo. De esta manera, podremos, cada tres meses por ejemplo, ir limpiando el montón de los de a corto plazo, mientras que los de a medio plazo podremos revisarlos cada año.

Así, en los papeles a corto plazo, colocaremos todo tipo de recibos de la luz, el agua, el gas, etc., ya que siempre tendremos la posibilidad de pedir un duplicado si fuera necesario y, además, existe la opción de consultarlos por Internet. También los extractos bancarios se depositarán en este montón, ya que sucede exactamente lo mismo que con los recibos anteriores. 

Documentos a medio plazo 

Entre los papeles para revisar a medio plazo, es conveniente guardar las garantías de todo aquello que hayamos comprado hasta que se cumpla el período, que suele ser de dos años. También es muy importante guardar todo lo relacionado con Hacienda, pues se nos puede requerir hasta cuatro años después de haber realizado los pagos correspondientes.

Las escrituras de las propiedades y las pólizas de seguros son otros de los documentos que han de conservarse hasta que el inmueble cambie de dueño o finalice el contrato respectivamente.

Por último, muy importantes son los contratos laborales que tengamos, pues pueden pasar hasta 15 años si necesitamos realizar algún tipo de reclamación.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos