Colgar un póster de la mejor manera

Publicado por Cristina Yáñez, 27 Sep 2013

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Consejos para colgar un póster en la pared

Si tenemos hijos en casa, lo más seguro es que quieran colocar algún póster en la habitación en el que aparezcan sus futbolistas preferidos, películas o cualquier otro tema que les apasione. Pero el problema llega cuando hay que elegir cómo colgar el póster en la pared, ya que querremos intentar que se dañe lo menos posible.

LO QUE DEBES SABER...
  • Chinchetas: es la peor opción, ya que dañan tanto la pared como el póster y además se ven al tener que atravesarlo.
  • Cinta adhesiva: es una buena opción aunque no suele resistir mucho y puede dejar marcas en la pared cuando la quitemos.
  • Blu-tack: se trata de una masilla adhesiva moldeable y reutilizable, y es de las mejores opciones para colgar pósteres en la pared.

 

Debemos tener en cuenta que a la larga acabaremos quitando el póster de la pared, por lo que hay que evitar dejar agujeros. 


Métodos tradicionales 

Raro es el hogar con niños o chicos jóvenes que no tienen pósteres colgados en sus habitaciones, iniciando la eterna lucha entre padres e hijos por el método a utilizar a la hora de colocarlos para dañar lo menos posible las paredes. Lo más habitual suele ser utilizar chinchetas, aunque es la opción menos recomendada, ya que aparte de dejar un agujero en la pared una vez que lo quitemos, también estaremos agujereando el propio póster.

La otra opción que se suele usar mucho es la de emplear cinta adhesiva, pero tampoco es muy recomendable, ya que se suele despegar con bastante facilidad y si es una cinta fuerte, puede llevarse restos de pared al retirarla. 

Alternativas a las chinchetas 

Una buena idea para colgar un póster en la pared es la de enmarcarlo y ponerlo como si fuera un cuadro mediante unas alcayatas, de manera que podamos usar una instalación previa que tengamos e incluso reutilizar los enganches una vez quitemos el póster.

Si sabemos con certeza que no vamos a quitar el póster durante mucho tiempo, podemos emplear una pistola de silicona para que se quede pegado a la pared.

Por último, una de las opciones más recomendadas es el utilizar blu-tack, que se trata de una masilla adhesiva moldeable que podemos reutilizar más de una vez, y es el mejor método para colgar cualquier póster sin miedo a que dañemos la pared una vez tengamos pensado retirarlo por completo. 



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos