Elección de cajas para una mudanza

Publicado por Covadonga Carrasco, 25 Sep 2013

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Las cajas de la mudanza

Cuando llega la hora de hacer una mudanza, unas de las principales normas que debemos seguir son la organización y el orden que, aunque resulten en ocasiones misión imposible, tienen sus frutos. Otra de las cosas más importantes es la elección de cajas para nuestra mudanza.

LO QUE DEBES SABER...
  • Materiales: el cartón, el plástico, el metal y el mimbre son los mejores para las cajas de mudanza.
  • Orden: es imprescindible organizar todo y saber qué tipo de caja necesitaremos para cada cosa.
  • Fragilidad: debemos indicar en el exterior de la caja la fragilidad de su contenido.

 

Y es que, cuando nos ponemos a recoger las cosas que tenemos en nuestra casa actual, es importante pensar en la manera en la que las vamos a transportar, sobre todo los objetos más frágiles y los que resultan más importantes para nosotros. Embalar los objetos pequeños es probablemente la tarea más compleja.

 

Cajas de varios materiales

Existe una enorme variedad de cajas en las que podemos embalar diferentes tipos de objetos. Estas son de diversos materiales como cartón, metal, mimbre o plástico.

Tendremos que elegir las cajas que vamos a usar en función de la fragilidad de los objetos que transportarán, para que estos lleguen en perfecto estado a nuestra nueva casa.

Lo más habitual es utilizar cajas de cartón porque no pesan y aguantan bien grandes cantidades de objetos.

Una caja para cada cosa

En segundo lugar en la lista de cajas perfectas para realizar una mudanza, encontramos las de mimbre, ideales para llevar libros o accesorios de cocina que no sean especialmente frágiles.

En el caso de las cajas de metal o plástico, estas suelen usarse para las herramientas, juguetes y artículos de limpieza que en el caso de romperse o vaciarse no derramarán su líquido y romperán la caja como ocurriría con las de cartón.

Como decíamos antes, es importante organizarse y saber qué cajas usaremos en cada momento. Lo correcto es envolver los objetos más frágiles antes de meterlos en las cajas, rellenando los huecos que queden con papel de periódico para que no se golpeen entre ellos.

Las cintas de embalaje también resultan imprescindibles, necesitaremos que las cajas queden bien cerradas para que no se salgan los objetos. No debemos sobrecargarlas y siempre deben llevar etiquetas para reconocerlas. Si los objetos del interior son frágiles también debemos indicarlo.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos