Cómo guardar el vestido de novia

Publicado por Vanesa Sánchez, 16 May 2013

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Guardar vestido de novia

¿Te has casado hace poco? Enhorabuena, es un momento muy especial. Ahora, después de la celebración, te toca guardar todas las fotos, vídeos... y el vestido de novia

LO QUE DEBES SABER...
  • Vestido de novia: es bonito guardarlo como recuerdo o para que alguien lo pueda usar más tarde.
  • Conservarlo: primero hay que lavarlo, así que lo mejor es llevarlo a la tintorería para que lo dejen bien preparado.
  • Guardarlo: en el armario envuelto en papel de seda y una bolsa para ropa o una caja. Hay que ventilarlo al menos una vez al año para evitar las arrugas y los hongos.

 

Muchas novias quieren conservar el vestido con el que se han casado como recuerdo, pero tienen bastantes dudas sobre cómo hacerlo por miedo a que pueda estropearse.

 

Papel de seda, el gran aliado

Después de la ceremonia, el traje puede haberse manchado o arrugado. Independientemente de si ha sido así o no, tienes que lavarlo. Muchas novias deciden lavarlo ellas mismas en casa. Es una opción, pero lo más recomendable es llevarlo inmediatamente a la tintorería y si es especializada en trajes de novias mucho mejor. Si guardas directamente el vestido de novia en el armario sin más, puede tender a estropearse y amarillearse.

Las tintorerías o lavanderías especializadas están preparadas para dejarte impecable tu traje de boda, devolviéndotelo bien preparado, incluso empaquetado en papel de seda. Este papel lo que hace es absorber la humedad, para conservar la prenda perfectamente.

De todas formas, si la lavandería no te lo devuelve envuelto en ese papel o en otro similar, entonces compra una caja blanca con un gel que absorba la humedad o algo parecido.

Conservar el traje

Después de que ya tengas la bolsa o caja para guardarlo, tienes que ventilar el traje de novia de vez en cuando para que no se le queden muy marcadas las arrugas y sobre todo para que no se ponga amarillo. Con esto también evitarás que pueda aparecer algún hongo. Para ventilarlo, sácalo una vez cada 6 meses, déjalo fuera un día entero y después mételo de nuevo en la caja, envolviéndolo con el papel de seda.

Si sigues estos consejos tendrás tu traje de novia en perfecto estado por mucho tiempo. Si tenías velo o algún otro complemento, guárdalo también del mismo modo junto con el traje.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos