Calderas de gas mixtas

Publicado por Vanesa Sánchez, 14 Mar 2013

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Tipos de calderas de gas mixtas

Si estás pensando en cambiar tu sistema de calefacción y lo que más buscas es confort e independencia, la caldera de gas mixta puede ser tu solución.

LO QUE DEBES SABER...
  • Caldera de gas mixta: el suministro es de gas y sirve para agua caliente sanitaria y para calefacción.
  • Tipos: murales o de pie, y también de acumulación o de consumo instantáneo.
  • Mantenimiento: una vez instalada, es mejor contratar un seguro que incluya el mantenimiento.

 

Una caldera de gas mixta es aquella que su fuente energética es el gas y sirve tanto para agua caliente sanitaria (ACS) como para calefacción.

 

Cómo funciona una caldera de gas mixta

Cuando la caldera quema el gas, calienta el agua que circula por su interior y mediante una bomba llega a los radiadores y, por otro circuito, a las tuberías de agua caliente sanitaria. El circuito de la calefacción es cerrado y el del ACS abierto, circuitos diferentes y por lo tanto jamás se llegan a juntar los dos tipos de agua.

Las calderas mixtas pueden ser murales o de pie. Habitualmente es la mural la más utilizada, ya que al poder colgarse, el espacio inferior puede ser aprovechado para insertar cualquier otro mueble o elemento.

Dentro de las calderas de gas mixtas también se puede escoger entre las de producción de agua caliente instantánea o las de acumulación. Las primeras empiezan a calentar el agua en cuanto se abre el grifo, por lo que cuantos más grifos se abran simultáneamente, menos agua caliente habrá disponible porque son de caudal limitado.

En las calderas de acumulación, el agua se calienta constantemente y de manera continua. Como se va acumulando en un depósito, podemos disponer rápidamente de un mayor caudal de agua caliente sin variaciones de temperatura, aunque el coste de la caldera es mayor y el gasto energético también.

Mantenimiento y cuidado

Una vez que hemos decidido el tipo de caldera de gas mixta que queremos, lo mejor es ir a un distribuidor o instalador autorizado para que nos aconsejen sobre qué marca comprar. En el presupuesto encontraremos de forma detallada el importe por la instalación, para que después no tengamos ninguna sorpresa, además de la garantía de fábrica. Si no es así, deberemos solicitarlo antes de finalizar la compra.

Para el mantenimiento de la caldera, lo más recomendable es contratar un seguro que incluya una revisión técnica y precios especiales para las reparaciones.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos