Elegir una trona infantil

Publicado por Virginia González, 13 Nov 2012

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Trona para niños

A la hora de elegir una trona infantil, hay que tener cuidado y buscar la que mejor se adapte al niño, ya que debe ajustarse a su tamaño y peso para ofrecer la máxima seguridad.

LO QUE DEBES SABER...
  • Usar trona: para que el niño aprenda a comer y cuando necesitéis tenerlo bajo control.
  • Tronas fijas: las mejores en cuanto a calidad-precio.
  • Tronas adaptables: son más útiles, pero más caras y grandes.

 

Si vuestro pequeño ya es lo suficientemente grande como para sentarle a que comience a aprender a comer solo, este es el momento de elegir una trona.

 

Todo que hay que saber

Las tronas son unos asientos imprescindibles para todos aquellos bebés que comienzan a comer en la mesa, es una forma de mantener al pequeño sentado, sujeto y de forma segura.

Eso sí, no hay que mantenerlos sentados de forma excesiva en la trona, debe servir para dos cosas fundamentales:

- Para que el pequeño aprenda a comer solo, facilitándole el hecho de que pueda llegar a la comida más fácilmente, teniendo un contacto directo con el resto de comensales y comenzando a comportarse de forma adecuada (los niños copian el comportamiento directo de los mayores, por lo que el dejarle con toda la familia mientras coméis, hará que entienda la necesidad de sentarse mientras todos comen).

- Para que esté seguro en el mismo sitio que vosotros, cuando estéis limpiando o haciendo la comida. Pero no abuséis de la trona, pues podría coger manía a este accesorio que puede resultar tan útil para su aprendizaje.

Siempre que compréis una trona (sea nueva o de segunda mano) comprobad la estabilidad del asiento, el estado y calidad de los arneses, también la resistencia para ver si aguantará bien el peso del pequeño, y por último lo más importante, que sea cómoda para él.

Elegir trona más adecuada

A la hora de elegir trona lo tenéis fácil, pues disponéis de una gran cantidad de modelos a elegir, veamos algunos:

- La trona fija es la más común, ya que no solo es muy cómoda, sino que es la mejor en cuanto a calidad-precio y además suele ser la más segura. 

- La trona adaptable es de mucha calidad además de muy útil, suele ir colocada en una silla o superficie plana. El problema que se les achaca a este tipo de tronas, es que ocupan mucho espacio y para que sean lo suficientemente estables como para que el niño no tenga riesgo de hacerse daño, se deben elegir las que son más caras y que el pequeño sea delgado. 



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos