Cómo reincorporarse a la rutina tras las vacaciones

Publicado por canalHOGAR, 13 Ago 2015

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Síndrome postvacacional

El síndrome postvacacional es una realidad y cada vez suele ser más intenso entre un mayor número de personas. Para hacerlo más llevadero, hoy te contamos cómo reincorporarse a la rutina tras las vacaciones y no morir en el intento.

Las vacaciones están llenas de viajes, salidas, comidas interminables, largas horas de sueño, tranquilidad, descanso… Pero, ¿qué pasa cuando todo esto termina y hay que volver a la rutina? En muchas ocasiones aparece el síndrome postvacacional, algo que es mucho más normal de lo que pensamos. Por ello, tenemos que ser conscientes del problema y aplicar los trucos necesarios para reincorporarse a la rutina tras las vacaciones lo antes posible y sin consecuencias demasiado graves.

Problemas del síndrome postvacacional

El trauma postvacacional suele estar relacionado con una intensa reacción psicológica, y en ocasiones física también, de estrés o depresión ante la obligación de tener que volver a la misma rutina de siempre.

El principal trastorno se basa en sentir un estrés incontrolable ante la impotencia de no poder seguir con la rutina de siempre. Esto influye en el ritmo de trabajo, que desciende considerablemente. A ello se suma un sentimiento de infelicidad, que incluso puede desencadenar en una depresión si no se sabe cómo gestionar la nueva situación.

Otros síntomas son el insomnio  debido a la diferencia de horarios entre las vacaciones y la rutina de trabajo, el cansancio por la ausencia de ejercicio físico o los problemas estomacales por los cambios en las comidas.

Remedios para combatirlo

- Es preferible volver unos días antes de empezar a trabajar para ir adaptándose poco a poco, sobre todo al horario de sueño (levántate cada vez más pronto para ir adaptando progresivamente el cuerpo).

- Inicia la nueva etapa con ilusión y energías renovadas, haciendo cosas divertidas, planificando nuevos proyectos e intentando no quedarte en casa.

- Comienza con las comidas y sus horarios habituales (come 5 veces al día de forma equilibrada). Es recomendable realizar una pequeña dieta de desintoxicación.

- Empieza a hacer ejercicio físico cuanto antes, ya que las actividades deportivas son la clave para que tu estado anímico y energía se mantengan activos.

- Mantén siempre una actitud positiva ante la vida.

Si a pesar de haber puesto en práctica estos consejos sobre cómo reincorporarse a la rutina tras las vacaciones no notas mejoría después de un mes aproximadamente, es conveniente recurrir a un especialista para evitar que este síndrome derive en enfermedades más graves. Para ello, ten siempre a mano tu Seguro de Salud MAPFRE que te ofrece las mejores coberturas y con todas las garantías.

LO QUE DEBES SABER...
  • Actitud positiva: es lo principal para afrontar el cambio de actividad.
  • Insomnio: adaptarse al horario normal poco a poco.
  • Comidas y actividad física: comenzar a comer bien, para no perder energía y volver a practicar ejercicio.


Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos