Cómo hacer una alfombra de pompones

Publicado por canalHOGAR, 13 Oct 2016

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Cómo hacer una alfombra de pompones

Llegan los primeros fríos del otoño y las casas empiezan a abrigarse para ofrecer calor y confort a sus habitantes. Si quieres disfrutar de un complemento exclusivo y muy original aún estás a tiempo de hacer tu propia alfombra de pompones.

Aprovechar restos de lana que tengas por casa, además de crear una alfombra sencilla y muy estilosa, son los objetivos de este elemento de decoración con el que podrás hacer partícipe a toda la familia, eligiendo tamaño, colores, etc.

Para hacerla necesitas lana de colores, de uno o de varios, según el diseño que elijas. La cantidad va a depender del tamaño del que vayas a hacer la alfombra y, a su vez, del tamaño de los pompones. Para una alfombra pequeña, tipo felpudo de unos 50 por 60 centímetros, necesitas hacer unos 120 pompones de tamaño medio.

La base de la alfombra es una rejilla de plástico antideslizante que puedes encontrar en una ferretería o bazar y que será del tamaño y forma que quieres que sea la alfombra. Lo suelen vender por metros y es fácil de cortar con una simple tijera para hacerla del tamaño y forma deseada.

   Cómo fabricarla

   1. Lo primero es hacer tantos pompones de lana como necesites. La técnica para hacerlos es muy sencilla: bien con un molde circular de cartón o sobre un tenedor para pompones más pequeños. Se enrolla la lana alrededor de los dientes del tenedor y cuando tienes suficientes vueltas, se ata al centro dejando lana de sobra y se libera del tenedor cortando por los laterales, y formando el pompón.

 

   2. Los pompones elaborados se atan a la rejilla, de una forma rápida y muy sencilla, utilizando el trozo de lana con el que se confeccionan para ir conformando la alfombra y completando la rejilla.

 

 

Con esta misma técnica puedes diseñar diferentes alfombras según la colocación de los pompones, el color y el tamaño de los mismos, pero además puedes hacer otros elementos de decoración como servilleteros o jarrones ya que la rejilla puede colocarse en forma de cilindro o hacerse con ella una caja, por ejemplo.

El Seguro de Hogar MAPFRE te ayuda, como las alfombras de pompones, a que tu casa luzca, más cómoda y confortable, solucionando eventualidades domésticas como humedades que pueden surgir en cualquier momento, pero que son especialmente molestas con el frío.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios