Cómo convertir una habitación infantil en juvenil

Publicado por canalHOGAR, 06 Oct 2016

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Cómo convertir una habitación infantil en juvenil

Las necesidades de los niños cambian y evolucionan a una velocidad increíble, es importante que un espacio como su habitación crezca con ellos y si sabes cómo convertir una habitación infantil en una juvenil, podrás hacerlo con comodidad y solvencia.

El primer paso para convertir una habitación infantil en juvenil es escuchar al adolescente que va a disfrutar de la estancia, es necesario respetar sus gustos y también ayudarle a detectar sus necesidades actuales, como espacio para el estudio, el ocio y el descanso principalmente.

Aunque los cambios para trasformar una habitación infantil en juvenil van a venir determinados por el espacio, el presupuesto y los gustos de los implicados en la reforma, hay puntos clave que siempre y en todo caso, vas a necesitar modificar y cambiar en una habitación adaptada a las necesidades de  un adolescente.

   1. Luz

La luz es un elemento de decoración más, en una habitación juvenil sigue siendo clave la entrada de luz natural, pero es posible que ahora sea necesario un cambio en la organización del mobiliario para aprovechar esta en el espacio de estudio o lectura, por ejemplo, mientras que antes seguro que era la zona de juego la que tenía que estar más iluminada. Mantén una luz general para dar un ambiente cálido al dormitorio, pero abusa de las luces indirectas para las diferentes zonas de la estancia. No descuides la iluminación de la zona de estudio o trabajo, y recuerda que un armario iluminado es mucho más fácil de ordenar y mantener.

   2. Colores

Los colores y motivos infantiles tendrán que dejar paso en una habitación juvenil a tonos más neutros o mucho más personales, ya que los jóvenes tienen definidos sus gustos y pueden expresarlos. Intenta que el color elegido no sea demasiado potente como naranjas o morados, apuesta por pintar de acento, por ejemplo, para mantener el equilibro y que la habitación no canse en poco tiempo. Elimina cenefas infantiles que ya no tienen cabida en un dormitorio juvenil y consensua con el joven los nuevos motivos decorativos. El gris es un tono muy de moda y perfecto para un dormitorio juvenil.

 

   3. Espacio para el ocio compartido

Los jóvenes suelen compartir su espacio con amigos, es importante que siempre que sea posible un dormitorio juvenil tenga espacio cómodo y adecuado para acoger visitas. Cambiar la cama por una de tipo nido o incluso por un sofá cama o diván es una gran idea que resultará práctica y cómoda por el día y por la noche. Los puff o los grandes cojines también son una buena solución para habitaciones más pequeñas, resultan decorativos y a la vez prácticos.

   4. Armario

Sí o  sí, el armario de un joven no puede tener la misma distribución que la de un niño. Como es obvio cambia para empezar el tamaño de la ropa, pero también el estilo. Mientras que con un niño tienes más necesidad de espacio para ropa cómoda como chándal, los jóvenes ya tienen otras prendas de vestir como abrigos o camisas que necesitan un armario adecuado para poderse guardar con cuidado y sin que se arrugue. Si la habitación tiene un armario empotrado, solo es cuestión de cambiar el interior y los complementos para dar respuesta a las necesidades reales de la ropa de un joven. Siempre que sea posible, instala luces en el interior para facilitar la organización y el uso del armario.

   5. Almacenaje

Las formas de entretenimiento de los pequeños cambian; si antes necesitabas cestos o contenedores grandes y bajos para peluches, muñecas o piezas de construcción, los jóvenes necesitan espacio para sus libros, sus videojuegos o sus apuntes, por ejemplo. El sistema de almacenaje para un dormitorio juvenil puede y debe ser más en altura, lo que te permitirá aprovechar más el espacio al poder instalar, por ejemplo, estanterías o baldas sobre la cama o mesa de estudio, por ejemplo.

Con estas cinco claves es más probable que el paso de una habitación infantil a una juvenil sea mucho más sencillo y fácil para ti, pero además no cometerás errores, ya que es muy importante no dejarse llevar solo por la estética, olvidando la parte práctica y cómoda que hará que la nueva habitación sea un éxito.

Para la instalación de nuevos estantes o un mueble en kit en el dormitorio juvenil, recuerda que el Servicio de Bricolaje de tu Seguro de Hogar MAPFRE hace por ti este tipo de trabajos con el mejor resultado y la máxima comodidad para ti con un resultado profesional y en el mínimo tiempo.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios