Preparar tu casa antes de pintar

Publicado por CanalHOGAR, 23 Mar 2016

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Preparar tu casa antes de pintar

A veces, la emoción que tenemos por darle aires nuevos a nuestro hogar hace que nos precipitemos y cojamos las herramientas sin pensar en todo lo que tendríamos que considerar de antemano. Como tu vivienda es tu templo, y tienes que cuidar hasta el más mínimo detalle, te proponemos una serie de recomendaciones que seguir previamente para preparar tu casa antes de pintar.

Quizá estés cansado del color de tus paredes y hayas decidido cambiar de look alguna estancia de tu piso (o todo él al completo). Si éste es tu caso, conviene que te familiarices con estos consejos para obtener un resultado final formidable sin complicaciones, ya que no preparar tu casa antes de pintar es la única manera de que algo salga mal incluso antes de empezar. Además, tomar algunas consideraciones previas te ahorrará tiempo, dinero y disgustos.

1. Despeja la habitación que vas a pintar de muebles, elementos decorativos, aparatos de luz (como la lámpara del techo) y cualquier artículo que puedas tener en ella: se trata de que la estancia quede totalmente desnuda para que no se ensucie nada y no encontremos obstáculos a la hora de ponernos manos a la obra. Cuanto menos haya en la habitación, mejor podrás moverte y menos tendrás que preocuparte de manchar algo.

2. Si tienes algo que no puede sacarse del cuarto por la razón que sea (un piano, por ejemplo), desplázalo al centro de la habitación y cúbrelo con un plástico para protegerlo ante indeseables salpicaduras o manchas de pintura. Asegúrate de que el plástico tapa totalmente el mueble en cuestión, porque la pintura puede llegar a lugares que jamás te esperas. Así, te ahorrarás luego los artículos de limpieza para eliminarlo.

3. Antes de ponerte manos a la obra, pasa la aspiradora a conciencia, sobre todo, si tuvieras moqueta. Pasa una mopa húmeda por la madera y elimina todo el polvo que puedas de la estancia.
Necesitarás papel de periódico (plástico, o algo similar) para cubrir todos los bordes de las paredes e impedir así que la gravedad y la pintura se alineen en una catástrofe que manche el suelo.

4. Revisa las imperfecciones de la pared, localízalas e identifícalas, pues, para un acabado perfecto, podrás arreglarlas con una masilla ligera que dé al muro un aspecto totalmente uniforme y una superficie totalmente lisa que cubrir de pintura. Sigue las instrucciones del fabricante para el tiempo de secado necesario, antes de pulir y lijar toda la masilla que haya podido quedar por fuera.

5. Limpia la superficie que vas a pintar, sobre todo si donde lo vas a hacer es tu cocina o el baño, donde han podido alojarse algunos residuos en el muro. Con un poco de solución de lavavajillas y agua y una esponja, podrás hacer verdaderas maravillas. Eso sí, asegúrate de eliminar después cualquier resto de jabón, por lo que acaba pasando una mopa con agua.

6. Aplica una capa de imprimación (sellador) blanca. Esto permitirá que la pintura se adhiera mucho más a la pared y el acabado sea como el de un verdadero profesional. Una vez hayas pintado con el sellador, respeta las instrucciones y espera hasta que esté seca: una vez esté seco, raspa de manera general cualquier tipo de imperfección, ayudándote con una espátula. Hay algunas pinturas que incluyen la imprimación, por lo que estudia las posibilidades que tienes en el mercado.

7. Pon cinta de carrocero en las molduras, los marcos de las puertas, interruptores, zócalos y ventanas para no manchar de pintura. Cuando termines tu obra maestra, no esperes para retirarla. Para los enchufes o los interruptores, quizá te atrevas a quitarlos tú y luego ponerlos: si no es el caso, con este truco no pasará nada.

8. ¡Y a trabajar! Para empezar a pintar, lo más aconsejable es que empieces pasando la brocha primero por los zócalos; espera 24 horas, y luego, tápalos con cinta de carrocero para poder pasar a techo y paredes (en ese orden) sin temer que se manchen. Cuidado, las paredes tienen también su truco: pinta desde arriba hacia abajo para evitar que pintura húmeda llegue a pintura seca.

¡Y ya está! Con estos consejos sobre cómo preparar tu casa antes de pintar, habrás hecho todo lo que está en tu mano para llevar a cabo un trabajo limpio, seguro y eficiente. Si en el resto de tu hogar buscas también seguridad y protección, cuenta con un Seguro MAPFRE que te dé las coberturas que mejor se adaptan a ti y a los tuyos.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios