Cómo hacer jardines de aire para decorar tus paredes

Publicado por CanalHOGAR, 09 Mar 2016

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Cómo hacer jardines de aire para decorar tus paredes

Hay plantas que no necesitan ni tierra ni agua para sobrevivir y que lucen perfectas en el interior de tu hogar. Descubre cómo hacer jardines de aire para decorar tus paredes y no renuncies al toque natural en tu vivienda.

Las renuncias no son cosa de este tiempo, y mucho menos en temas de decoración, como demuestran las ideas que surgen cada día para dar respuesta a todas las situaciones puntuales de los hogares de hoy. Entre las últimas novedades en llegar, está la técnica que te descubre cómo hacer jardines de aire para decorar tus paredes. Te va a sorprender lo sencillo y bonito que resulta; además, es un trabajo DIY y de reciclaje 100%.

Todo son ventajas si te animas a especializarte en los denominados jardines de aire: son piezas naturales que responden a las necesidades de naturaleza de las casas más interiores y de los inquilinos más descuidados. El aire es el único sustento que requiere este tipo de naturaleza decorativa para adornar tus paredes y aportar un toque de naturaleza a tu entorno.

Para hacer jardines de aire, lo primero que necesitas es un tipo de planta adecuada, es decir, que no necesite ni agua -este tipo de jardines no puede regarse-, ni ningún otros sustento que no sea el aire. Elige entre las diferentes variedades de suculentas y/o epífitas, como el clavel de aire. Además, como el jardín estará colgado dentro de tu casa, es necesario que sea una planta de interior. En cuanto al tamaño, ten en cuenta que deben caber dentro de la lata que vayas a elegir como contenedor, ya que, en general, se colocan esquejes de pequeño tamaño.

Junto con la planta o plantas aptas elegidas, necesitas latas de conservas vacías -las más adecuadas son las menos profundas como las de atún o similares-, musgo, piedras de jardinería o decoración pequeñas, pegamento universal y una lámina de plástico, metacrilato o vidrio. Como herramientas, necesitarás unas pinzas y una lima para metal.

1. Limpia las latas a conciencia y sécalas en profundidad por fuera y por dentro. Debes eliminar todos los restos de comida, también las etiquetas… Quítales la tapa también al completo y lima los bordes para que la lata quede pulida y sea segura de manipular. Ayúdate de las pinzas para meter hacia dentro cualquier filo cortante o que resulte peligroso.

2. Puedes pintar o decorar las latas por el lado externo, pero no es obligatorio; es un detalle accesorio que depende del gusto y el estilo que quieras darle al jardín de aire. En definitiva, la lata se va a convertir en la maceta o en el contenedor de tu naturaleza.

3. Utiliza la lata como molde para cortar una tapa circular de plástico o similar para cubrir el fondo -si lo eliminaste- y la parte delantera, solo la mitad. Pega tanto la trasera como la media circunferencia -en caso de latas circulares- delantera.

4. Rellena el fondo de la lata con piedras, haciéndote a la idea de que debe quedar como un minúsculo terrario; luego, coloca una base de musgo y por último, las plantas elegidas.

5. Para colgar tu lata, reconvertida en jardín de aire, puedes utilizar la propia arandela o tirador de la lata, pegándola por la parte trasera u otro enganche. Como son elementos ligeros y no muy pesados, no necesitas un anclaje a la pared muy potente.

Con solo seguir estos cinco pasos sencillos y rápidos, ya sabes cómo hacer jardines de aire para decorar tus paredes. Queda claro que es una técnica que admite posibilidades muy diferentes y deja mucho margen a la creatividad y a la imaginación, al ser una idea DIY versátil y muy accesible. Recuerda que las plantas elegidas deben ser adecuadas para que solo necesiten aire para subsistir, ya que en ello radica el éxito y la seguridad de tu jardín de aire que necesita mantenimiento y cuidados cero.

El Seguro de Hogar MAPFRE también te ayudará a minimizar tus problemas y las consecuencias de los incidentes domésticos más comunes, confía en sus asistencias y coberturas, y contrata el más adecuado para tus necesidades y las de tu hogar, como demuestran los jardines de aire: tampoco en protección y seguridad de tu vivienda debes renunciar a nada.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos