Decoración para principiantes: organizar bien el salón-comedor

Publicado por CanalHOGAR, 13 Ene 2016

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Decoración para principiantes: organizar bien el salón comedor

La decoración de interiores tiene trucos y secretos, pero con un poco de práctica e información pueden lograrse buenos resultados. Traemos pistas sobre decoración para principiantes: organizar el salón-comedor, por ejemplo, exige apostar por los básicos y primar la funcionalidad.

Lo primero es quitarse el miedo a la hora de elegir la decoración del hogar. Confía en que puedes hacer un trabajo de decoración muy válido con un poco de interés, creatividad y siguiendo unas pautas básicas de estilo. Con una guía básica de decoración para principiantes: organizar bien el salón-comedor, como primer capítulo, lograrás tu objetivo de la manera más sencilla casi sin esfuerzo.

Los mejores trabajos de ambientación y estilo se deben por supuesto, a los profesionales del sector, pero también es cierto que, puedes aspirar a unos resultados casi de experto y lograr una decoración bonita y personal, a tu gusto, en clave de utilidad, practicidad  y economía.

No todas las circunstancias son las mismas y hay detalles que influyen definitivamente en el tipo de decoración que se puede lograr para una salón-comedor;  tales como el tamaño, la luz, el mobiliario que se tenga o se pretenda mantener, la utilidad, el número de usuarios del espacio y sus diferentes necesidades, el estilo que te guste, el tipo de paredes o suelos… además del presupuesto.

Éstas son cuatro pautas de actuación básicas que debes adaptar y tomar en cuenta, en función de las condiciones particulares a las que te enfrentes al diseñar la decoración de tu salón-comedor.

Separar ambientes

Procura, por todos los medios, lograr una separación efectiva de los espacios, al menos, para desarrollar las dos funcionalidades básicas que se presuponen a un salón comedor: ocio y comida.  Puedes aprovechar la estructura del habitación: irregularidades, columnas, zonas más estrechas… o directamente, apuesta por elementos separadores como biombos o estanterías. Un recurso muy funcional e ideal para espacios no muy grandes pero de dimensiones proporcionadas, es usar el propio sofá o sillón, para separar ambientes.

Prima la luz natural

Una forma de no equivocarse al decorar un salón-comedor es dejarse llevar por la luz natural. La idea es que las entradas de luz siempre queden lo más despejadas posibles, pero además, que puedan aprovecharse en la zona donde sean más prácticas, según las horas de luz solar que tengas. Por ejemplo, la mesa y las sillas del comedor es una buena idea que reciban directamente la luz del día, podrás aprovecharla cuando comas o hagas otros trabajos en esta zona. Sin embargo, la zona de la televisión -en caso que vayas a ponerla- es importante evitar reflejos o deslumbramientos que empeoran la experiencia televisiva.

Menos es más

Otra pauta que no falla: mejor peca por defecto que por exceso. Un salón-comedor es una zona de uso cotidiano y trasiego familiar, así que es necesario que tenga el mobiliario preciso, y será muy poco práctico que lo llenes de muebles u objetos de decoración. Por ejemplo, mejor cuatro sillas y una mesa –extensible- que seis y una mesa fija de grandes dimensiones. En cuanto a los muebles de tipo almacenaje, compra o recicla mobiliario práctico y útil para el tipo de cosas que necesitas o tienes en esta estancia: libros, revistas o ajuar del hogar, por ejemplo. Aprovecha, sobre todo en espacios pequeños, las paredes para colocar estanterías y baldas, porque son prácticas y siempre están de moda.

Adáptate a tus necesidades, aficiones y gustos

Es importante que en  la decoración de tu salón-comedor tengan cabida espacios para tu disfrute y/o el de tu familia. Si os gusta ver la televisión, debes pensar la manera de contar con espacio para todo lo que necesitas para ello; igual si te gusta leer o si sueles o necesitas trabajar en el salón. Es muy importante que el salón de una casa sea funcional  y practico, además de bonito. Prima tus necesidades de espacio y luego decora, con estilo, por ejemplo, alguna pared o rincón especial y será suficiente.

 

Estas cuatro pautas de decoración para principiantes: organizar bien el salón-comedor, te darán pistas claves e ideas, y puntos de partida sobre cómo sacarle el mayor partido a tu salón. Disfruta de tu experiencia de decoración más personal: no evites ser creativo y valiente, es justo lo que se lleva y triunfa, al igual que la improvisación. Sin embargo, para proteger tu vivienda y evitar malos momentos ante un incidente doméstico en paredes, suelos… no anticiparse es el peor de los caminos; el Seguro de Hogar MAPFRE, te garantiza una respuesta y atención certera y profesional, justo cuando más lo necesitas.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios