Cómo vestir y hacer el interior de un armario

Publicado por CanalHOGAR, 16 Dic 2015

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Cómo vestir y hacer el interior de un armario

Si te ha costado elegir el aspecto exterior de tu armario, prepárate para no cometer errores con el interior: descubre cómo vestir y hacer el interior de un armario, primando la utilidad y la practicidad, además de la calidad.

El diseño, el estilo, el precio… son variables que seguro has observado al elegir las puertas de tu armario o el mueble en sí, pero la realidad es que lo más interesante de un armario es su interior. Si fallas en cómo vestir y hacer el interior de un armario, habrás fracasado al completo y tendrás que padecerlo durante mucho tiempo, ya que un armario no es un mueble que se pueda cambiar de manera muy habitual.

El interior de un armario debe combinar a la perfección estética, utilidad, practicidad y calidad en sus acabados para poder guardar el contenido que desees  –ropa, complementos, zapatos, bolsos… - con total garantía y seguridad.

Para lograr este equilibrio que parece imposible, es fundamental que observes la forma de lograr que el interior de tu armario y la forma que elijas para vestirlo reúna estas características.

Aislamiento óptimo

No parece importante dentro de una casa, pero lo es; muy especialmente en el caso de un armario ropero, ya que tanto la ropa habitual como alguna fabricada en tejidos delicados como pieles naturales, tienen que conservarse en las mejores condiciones. Sin humedad y sin cambios de temperatura brusca como medidas esenciales. Por ello, lo primero que debes elegir para vestir y hacer el interior de un armario es un material aislante que se adapte a tus necesidades y las de tu armario. En los centros de bricolaje encontraras una surtida oferta de posibilidades.

Calidez y fácil mantenimiento

La madera es, con mucha probabilidad, el material más común en los interiores de los armarios roperos, aunque hay otras variantes más actuales, como el vinilo o más baratas y tradicionales, como el papel; lo cierto es que la madera reúne las mejores condiciones para lograr un interior de armario cálido y acogedor para tu ropa, que además se puede limpiar y mantener con la mayor comodidad y facilidad. Elige maderas resistentes en los colores que prefieras, apuesta por acabados lisos y poco o nada porosos, mejor maderas tratadas para que el polvo y los ácaros no hagan mella en ellas.

Utilidad

Si algo tiene que ser el interior de un armario es práctico y cómodo, tanto para guardar lo que necesites, como para encontrar lo más rápido posible cualquier cosa dentro de él. En este ámbito, encontrarás un montón de organizadores, utensilios y distribuidores de espacio pensados única y exclusivamente para vestir armarios. Antes incluso de elegir el aislante y el revestimiento de tu armario, es muy recomendable que te plantees qué vas a guardar dentro de él y qué tipo de espacio vas a necesitar, además de qué puedes instalar para ahorrar espacio y ganar siempre en comodidad. Dibuja un pequeño boceto –especialmente si tienes la suerte de disfrutar de un gran armario- y distribuye el espacio según tus  necesidades: estanterías, barras, ganchos, cajones, cajoneras, pantaloneros, cestos de rejilla… cuanto más adaptes el interior de tu armario a tus necesidades de almacenaje, más práctico, útil y cómodo te resultará.

Estilo

El interior de un armario también debe resultar estiloso y bonito. Es fácil que puedas lograr el estilo que prefieras eligiendo complementos como perchas, sombrereras, cajas para zapatos… para tus diseños favoritos. Si te apetece un armario clásico y elegante, elige perchas y complemento de maderas y acero inoxidable; para un acabado más informal y juvenil apuesta por los colores más vivos y los accesorios de plástico. No olvides, al margen del estilo que prefieras,  incluir saquitos perfumados y con preparados antipolillas para completar tu armario y proteger tu ropa.

Observando estas características, buscando los detalles más personales y adaptando estos tips a tus necesidades y a tu armario, ya sabes cómo vestir y hacer el interior de un armario para lograr el mejor resultado y la máxima calidad en tu nuevo mueble. Tanto tu armario como su contenido pueden ser protegidos por tu Seguro de Hogar MAPFRE: no descuides su mantenimiento y su estado óptimo para poder disfrutar de todas sus virtudes.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos