Decoración de Navidad clásica y tradicional

Publicado por CanalHOGAR, 11 Dic 2015

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Decoración de Navidad clásica y tradicional

Si no te apetece innovar en estas fechas y lo tuyo es la decoración de Navidad clásica y tradicional, estás de enhorabuena porque podrás encontrar recursos para tus propósitos de la forma más sencilla y lograrás un hogar elegante y natural.

La Navidad es tradición: eso es un hecho y si para ti, la decoración de Navidad clásica y tradicional es la que más te gusta y representa tu espíritu navideño, adelante, viste tu hogar con estilo y elegancia. La Navidad clásica es acogedora y muy confortable siempre.

Hay pautas que no debes perder de vista si quieres una decoración para tu hogar en Navidad clásica y tradicional, aunque parece que es el estilo más sencillo y fácil de lograr, a menudo se cometen errores que estropean el mejor de los ambientes.

- Colores.

No te pierdas en estridencias ni colores de moda. La Navidad de estilo clásico solo entiende de dos paletas cromáticas que no deben mezclarse, pero que pueden aplicarse de forma independiente según la estancia de la vivienda que vayas a decorar. La Navidad clásica, pero más informal, jovial e incluso infantil exige rojo, verde y blanco. Puedes aplicar estos tonos en todo tu hogar o por ejemplo, en la cocina y las habitaciones de los niños como espacios más desenfadados. Por su parte, la Navidad tradicional, pero más sofisticada u elegante se colorea de dorados, plateados y tonos naturales y de la naturaleza, puedes incluir algún detalle rojo, pero siempre en sus gamas  menos chispeantes. Un salón o comedor con estos tonos será un espacio navideño perfecto para una recepción formal o para fiestas de etiqueta. Un último detalle: el print de jacquard es el único que tiene cabida en estos ambientes o los cuadros más tradicionales.

- Luces.

Puedes poner luces, pero es de los elementos que más debes controlar para una decoración de Navidad clásica y tradicional. Huye de las grandes tiras de mil lucecitas de colores que además parpadean y emiten música: están prohibidas en este tipo de estilos. Para iluminar una decoración de Navidad tradicional apuesta por luces cálidas como las de velas y farolillos; si te apetece iluminar el árbol, busca un juego de luces blancas o transparentes y no muy luminoso. Evita todo tipo de adornos con luces estridentes y ruidos estrepitosos.

- Materiales.

Lo natural es clásico y algún detalle DIY tampoco desentonará en este ambiente. Evita, sin embargo, figuras artificiales y/o de materiales como el plástico. Lo tuyo son los centros de piñas y frutos secos, las coronas de acebo, las flores de pascua y adornos que te apetezca hacer tú mismo con los elementos más tradicionales. En cuanto a tejidos, son recomendables el fieltro, la lana… Para el Belén, por ejemplo, en caso de ponerlo, elige modelos clásicos hechos en porcelana o cerámica, o madera, por ejemplo. Es importante que todos los elementos transmitan sensación de calidez, tradición y confort; evita metales o cristales, salvo en detalles puntuales.

- Motivos y elementos en su lugar.

De entre la amplísima oferta de motivos navideños que hay hoy en día para una decoración clásica y tradicional, hay que quedarse con  los de siempre: ángeles, bolas de nieve, copos, renos, estrellas y calcetines, entre otros. Evita combinaciones de muchos motivos a la vez. La decoración tradicional debe estar llena de detalles, pero no debe saturar la vista ni dar sensación de acumulación. El equilibrio siempre debe reinar. No evites adornar toda la casa, si es tu gusto y deseo, pero elige puntos estratégicos en los que sorprender con un detalle navideño como los pomos de puertas, muebles y armarios, por ejemplo.

 

La decoración de Navidad clásica y tradicional no tiene porqué ser aburrida ni poco original: muy por el contrario, es importante que apliques estas pautas generales que te permitirán no perder la esencia, pero a tu modo y de acuerdo con tu personalidad, gusto y estilo. En Navidad, las casas lucen especialmente por lo que es importante que ningún incidente imprevisto dañe o estropee tus paredes, por ejemplo. El Seguro de Hogar MAPFRE te garantiza una protección óptima y una repuesta inmediata todo el año, también en Navidad.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos