Cabeceros hechos con papel pintado

Publicado por CanalHOGAR, 11 Nov 2015

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Cabeceros hechos con papel pintado

Puede que no tengas cabecero en tu cama, pero después de que descubras los cabeceros hechos con papel pintado, te quedarán pocas excusas para no diseñar el tuyo. Son económicos, fáciles de hacer, no precisas espacio extra y pueden crearse del estilo que prefieras.

Además de que están de rabiosa actualidad, la gran ventaja de los cabeceros hechos con papel pintado es que no exigen casi trabajo, ni al crearlo ni para colocarlo, y pueden adaptarse a cualquier estilo de dormitorio, así como convertirse en la pieza principal de una habitación actual y exclusiva.

Desde que el papel pintado volviera de los años 60 para irrumpir en las decoraciones de interior más modernas y actuales, no ha dejado de invadir todos los espacios de las viviendas, sobrepasando en mucho sus funciones y usos habituales. Uno de estos últimos en llegar es el de los cabeceros con papel pintado.

Puedes adaptar esta tendencia a tu estilo y necesidades, ya que admite muchas interpretaciones. Pero de forma general, ten en cuenta estos detalles.

• El papel pintado puede colocarse directamente en la pared, haciendo las veces de cabecero y sustituyendo a esta pieza de mobiliario, o puede colocarse por detrás de éste, ocupando parte o la totalidad de la pared que lo sustenta.

• Si tienes cabecero de madera, forja o cualquier otro material, y quieres destacarlo, una buena idea es ponerle por detrás papel pintado, pero siempre a tono y estilo, tanto con el cabecero como con el resto del dormitorio.

• Elige cuadros, flores y colores pastel en el papel pintado para dormitorios femeninos, vintage y románticos.

• Apuesta por grecas y motivos geométricos para habitaciones de inspiración retro o hipster.

• En el caos de habitaciones infantiles, además de elegir motivos que le gusten al niño o niña, recuerda escoger un papel pintado resistente y lavable de la forma más sencilla y práctica.

Será difícil que te resistas a los cabeceros hechos de papel pintado, pero, en cualquier caso, ten en cuenta que son un recurso económico y sencillo para darle personalidad y aportar exclusividad a cualquier habitación de tu hogar. El papel pintado actual es de gran calidad, fácil de colocar y mantener, pero los imprevistos más sorprendentes pueden dañarlo: con el Seguro de Hogar MAPFRE toda tu casa disfruta siempre de los mejores servicios y asistencias, no solo el papel pintado.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos