Instalar un cabecero con luces integradas

Publicado por CanalHOGAR, 05 Jul 2015

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

 Instalar un cabecero con luces integradas

Ya que te has decidido a instalar un cabecero con luces integradas, ten en cuenta estos consejos y evita errores para que este pequeño trabajo de bricolaje resulte lo más fácil y cómodo de realizar.

 

La realidad es impone y es cierto que al instalar un cabecero con luces integradas logras una doble función; por la parte práctica, consigues tener la luz ideal para leer o trabajar en la cama y por otra, logras un efecto decorativo muy llamativo y elegante, al enmarcar la cama y convertirla en el centro del dormitorio.

Las posibilidades se multiplican y hay muchas alternativas en cuanto a estilo, formas, sistemas… de cabeceros que cumplen esta doble función. Además, de los modelos que se comercializan, tú mismo puedes hacer también tu propio cabecero con luces integradas de acuerdo con tu gusto personal y tus necesidades.

Los cabeceros con luces integrados que venden, son los más fáciles de colocar, contando que ya cuentes con la toma o tomas de luz necesarias en la zona del cabecero. Solo necesitas seguir unos sencillos pasos:

 

 

1.- Medir el espacio total donde vas a colocar el cabecero y el propio cabecero.

2. Centrar el cabecero en el espacio disponible, y marcar en la pared, de acuerdo con la forma de anclaje que lleve el cabecero.

3.- En caso de que te hayas decantado por la forma más clásica y tradicional de colgar cabeceros a través de anillas y alcayatas, necesitarás taladrar la pared en los lugares marcados.

3. Para fijar el cabecero recuerda que actualmente hay recursos mucho más sencillos de poner e igual o más resistentes y eficaces como las bandas adhesivas o los ganchos o cuelga fácil.

4. Si vas a optar por no taladrar, no te arriesgues, si el cabecero es muy pesado quizás  la forma tradicional sea la única eficaz.

5. Procura siempre que los cables y los enchufes queden ocultos, tras el propio cabecero o la mesilla de noche, por ejemplo.

6. Evita, sin embargo, que los enchufes queden cerca de la ropa de cama o el colchón y demasiado ocultos o condenados, deben ser accesibles y contar con distancia de seguridad.

Instalar un cabecero con luces integradas no es una tarea difícil, aunque quizás si algo delicada sobre todo si no contamos con las tomas de luz adecuada. Si no lo ves claro o te surgen demasiadas dudas o imprevistos, recurre a ayuda profesional como la que te proporciona la Asistencia en Bricolaje -cobertura opcional- que te ofrece el Seguro de Hogar Platino de MAPFRE. Descubre ahora todas sus ventajas.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios