Conseguir armonía en el baño con colores vivos

Publicado por CanalHOGAR, 18 Jun 2015

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Conseguir armonía en el baño con colores vivos

Los baños de las viviendas actuales suelen ser espacios con poca o ninguna luz natural, una buena opción para lograr una mayor luminosidad es conseguir armonía en el baño con colores vivos que resultarán, además mucho más alegres y animados.

 

Naranjas vibrantes, azules y verdes refrescantes o morados intensos… todo está permitido si logras conseguir armonía en el baño con colores vivos, sin caer en el recargamiento o el exceso de mezcla que ahogará demasiado el espacio, logrando justo el efecto contrario al deseado.

Para lograr equilibrio y armonía decorando con colores potentes, debes tener en cuenta:

- Tamaño. El espacio con el que cuentas, los metros que tiene el baño son definitivos para determinar cuántos colores vivos puede admitir. En general, más de tres será siempre un exceso.

- Un forma de acertar sencilla con los colores, es elegir un tono vivo y combinar con dos justo de la misma gama, pero más claros. Es decir, azul fuerte con dos azules menos intensos, por ejemplo.

- Las gamas también son una alternativa para mantener siempre el equilibrio. Elige tonos dentro de las mismas familias. De los rojos, de los azules o de los rosas.

- Para las mezclas recurre a los valores seguros: verde/azul, rojo/amarillo… combinaciones que se den habitualmente por ejemplo, en la naturaleza.

- Ante la duda, los colores más arriesgados déjalos para detalles económicos y que se cambien con facilidad como las toallas o las alfombrillas, o pequeños detalles como una jabonera.

- Si estás decidido a meter un color vivo en los azulejos, no te excedas nunca, limítate a ponerlos de forma alterna con un color neutro o natural, o resérvalos para una sola pared -la de dentro de la ducha es una idea perfecta- o para hacer, por ejemplo, un marco de color al espejo sobre el lavabo.

 


Conseguir armonía en el baño con colores vivos no es una tarea difícil, siempre que apuestes por el equilibrio y que vayas introduciendo el color de forma paulatina y en dosis comedidas.

Si vas a reformar tu baño, recuerda proteger tu nuevo espacio con el Seguro de Hogar MAPFRE que más se adapte a tus necesidades y que siempre incluya la protección, por ejemplo, de tus nuevos sanitarios o azulejos.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos