Elegir la mejor pintura para que los niños duerman mejor

Publicado por canalHOGAR, 09 May 2015

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Elegir la mejor pintura para que los niños duerman mejor

Dibujos infantiles, grecas, estampados, vinilos, adhesivos… la variedad es tan grande que puede resultar difícil elegir la mejor pintura para que los niños duerman mejor y descansen con total seguridad y confort en sus habitaciones.

El diseño no tiene por qué estar reñido ni con la comodidad, ni con la funcionalidad, son características todas ellas a tener en cuenta y reunir para elegir la mejor pintura para que los niños duerman mejor.

Existen algunos condicionantes particulares a valorar como el tamaño de la habitación, la luz solar con la que cuenta o el número de niños que duermen en la estancia. No obstante, al margen, hay una serie de detalles que te guiarán en la elección de la pintura más idónea para facilitar el sueño del bebé o del niño.

 

  1. Colores

Puede que te encante el rojo o veas ideal pintar la habitación del pequeño en tonos amarillos y naranjas. Es cierto que son colores alegres y luminosos, en principio, muy aptos para los niños y para combinar con una decoración infantil. Sin embargo, si tu prioridad es facilitar a tu hijo el descanso y ayudarle en la conciliación del sueño. Este tipo de colores no te ayudarán en absoluto.

Debes apostar por gamas azules o verdes, en sus versiones más suaves, los tonos pastel son un recurso perfecto. De acuerdo con la cromoterapia, el azul y por supuesto, el blanco son los colores que incitan a la relajación y la calma.

 

 

  2. Composición

Existe una gran variedad de pinturas en el mercado. Hay pinturas acrílicas, al temple, plásticas… En el caso de elegir la más adecuada para un niño –especialmente un bebé- la prioridad ha de ser no tanto sus posibilidades de limpieza o eliminación, como su composición más natural y neutra posible. Por supuesto, exenta de componentes tóxicos o potencialmente dañinos para la salud.

Evita las pinturas lavables y las más plásticas porque suelen ser además las menos saludables y naturales, pues incorporan elementos más agresivos.

 

  3. Adaptación

Los niños crecen, tan rápido que ni te darás cuenta, y con ello sus necesidades, también sus rutinas de sueño y sus necesidades para favorecer la conciliación del mismo. Al principio, los bebés poco se fijan en los espacios más lejanos de su cuna; sin embargo, con el cambio a la cama, por ejemplo, suelen tener un peluche favorito y en poco tiempo, surgen los episodios de terrores nocturnos.

 

Es ideal contar con la base de una pared pintada que admita por ejemplo, adhesivos fluorescentes y que proporcione un buen agarre a una pequeña luz de dormir infantil que serán imprescindibles en algunas etapas del niño y le facilitarán conciliar el sueño evitando miedos.


Elegir la mejor pintura para que los niños duerman mejor tendrá como consecuencia directa que el pequeño y con él, toda la familia, disfrute de un descanso total y saludable que será absoluto, si cuentas con la tranquilidad de tener a tu servicio la cobertura de Asistencia Familiar del Seguro de Hogar Platino de MAPFRE, que cubre cualquier accidente ocurrido en la vivienda, lo que incluye, por supuesto, la habitación de los niños.

 

CLAVES PARA ELEGIR LA MEJOR PINTURA PARA LOS NIÑOS:
  • Colores.
  • Composición.
  • Adaptación.


Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios