Cómo combinar los colores neutros

Publicado por Covadonga Carrasco, 04 Dic 2014

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Combinar colores neutros

Para crear un ambiente perfecto es necesario empezar por la base, y esa base es sin duda la de los colores. Todo gira en torno a ellos y si no los usamos de la forma adecuada, por mucha luz, espacio, calidad en el mobiliario y buen gusto que tengamos, puede resultar un desastre.

LO QUE DEBES SABER...
  • Neutros: los colores neutros combinan a la perfección entre ellos creando siempre una sensación de elegancia y buen gusto.
  • Detalles: podemos añadir detalles en colores más llamativos pero de forma mínima.
  • Negro: no es cierto que combine con todo, al menos no en decoración. Es preferible ser cautos a la hora de combinarlo con tonos muy llamativos.

Lo primero que debemos saber es que los colores siempre han de girar sobre otros colores neutros, que serán sobre los que combinen los demás. Los más comunes son los blancos, los grises y los negros, pero también podemos considerar como tonos neutros los beis, los marrones, los tierra, etc.

 

Tonos neutros, ideales para crear un ambiente elegante

Todos estos colores siempre aportan un toque muy elegante y son perfectos para encajar con cualquier estilo decorativo que podamos imaginar.

Lo más fácil a la hora de combinar negros, blancos y grises es hacerlo entre ellos, jugando con los contrastes y creando un clima moderno y monocromático que está muy de moda y resulta muy elegante.

Los grises, sin embargo, también son perfectos para combinarlos con otros tonos, además de blancos y negros, como los pasteles, los verdes, los naranjas, los azules... Casi cualquier tono es combinable junto al gris en sus diferentes gamas.

El negro, el rey de la decoración

En el caso del negro, aunque todos hayamos escuchado que “combina con todo”, en decoración no es algo tan real. El negro es un tono elegante y sereno, por lo que debemos mantener su estatus combinándolo con tonos grises y blancos, aportando después pequeños toques de color con los mínimos elementos, lo justo para romper con gracia la linealidad de la decoración.

En las paredes es mejor optar por otros colores que no empequeñezcan la estancia y no nos acaben cansando, es mejor usar el color negro en mobiliario o tapizados y combinarlo con tonos beis y crema. Si queremos combinarlo con tonos más llamativos en zonas como la cocina, por ejemplo, podemos mezclarlo con rojos, fucsias o verdes.

 

Si te han parecido interesantes estos consejos de decoración, nuestro boletín de canalHOGAR te da muchos más. ¡Suscríbete ahora!



Comentarios (1)

sandrimartinez2 comento el 04/12/2014 a las 13:49

Me encanta decorar combinando colores, sobre todos los neutros, nunca pasan de moda!

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios