Cómo no iluminar tu hogar

Publicado por Patricia Arroyo, 03 Nov 2014

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Descubre los errores más comunes al iluminar un hogar

Una buena iluminación en un hogar es importante para hacer de él un lugar cómodo y agradable. Aunque parezca una tontería, no es lo mismo cómo iluminemos un salón que un pasillo o un dormitorio.

LO QUE DEBES SABER...
  • Pasillo y recibidor: estas zonas de la casa no requieren una iluminación fuerte. 
  • Baños: han de tener dos focos de luz. Uno general y otra para la zona del espejo.
  • Dormitorio: nunca colocaremos en los dormitorios la lámpara encima de la cama. 

El tipo de lámpara, la intensidad de la bombilla, la posición y, por supuesto, la estancia son factores que debemos tener muy presentes para no iluminar mal un hogar. Pero para que lo entendáis de una forma más sencilla, os contamos cuáles son los principales errores a la hora de iluminar un hogar.

 

Errores al iluminar un hogar

En primer lugar, vamos a empezar por el pasillo y el recibidor. La mayoría piensa que en el recibidor, por ser uno de los primeros lugares que se ven al entrar en una casa, debe existir una buena iluminación, por ello, se tiende a colocar grandes lámparas. Y este es el primer error.

Lo más adecuado es colocar pequeños halógenos separados a lo largo del pasillo y en el recibidor que proporcionen un poco de calidez al ambiente. Si vuestro recibidor tiene bastantes metros cuadros, quedará muy bien colocar una pequeña lámpara de sobremesa. Recordad que el pasillo y el recibidor son lugares de paso que no necesitan demasiada iluminación.

En el baño sucede lo contrario, en él sí que necesitamos una buena iluminación, pues normalmente es donde nos arreglamos, maquillamos, etc. ¿Cómo iluminarlo? Todo depende del tamaño del baño, pero, por norma general, existen dos focos de luz.

Uno general que ilumina todo el espacio y otro que se centra en la zona del espejo. El primer foco de luz lo podemos conseguir colocando un halógeno en la zona central, y el segundo colocando otros dos halógenos, uno en cada lado y cerca del espejo; de manera que los tres halógenos formen un triángulo.

Iluminar bien los dormitorios

En los dormitorios hay que evitar colocar la lámpara en la zona central de la habitación, sobre todo si debajo tenemos la cama, ya que deslumbrará bastante. Lo mejor es colocar varios puntos de luz repartidos por la habitación.

En los dormitorios infantiles ocurre lo mismo, pero, además, es aconsejable que nunca coloquéis una lámpara de pie halógena, pues aumentará la temperatura de la estancia.

En cuanto al comedor, hay que evitar lámparas muy altas, ya que deslumbrarán a los comensales. Lo ideal es que estén a una distancia de entre 60 y 80 centímetros de altura de la mesa.

Y, por último, en el salón nunca pongáis una iluminación muy fuerte, pues la zona del sofá necesita un ambiente tranquilo y cálido. Lo mejor son las lámparas de pie.

 

Si te han parecido interesantes estos consejos de decoración, nuestro boletín de canalHOGAR te da muchos más. ¡Suscríbete ahora!



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos