El arte de la marquetería

Publicado por Covadonga Carrasco, 30 Oct 2014

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

El origen de la marquetería

Probablemente habremos oído en más de una ocasión hablar sobre la marquetería, y aunque sabemos someramente lo que es, no la conocemos en profundidad. Por eso vamos a hablar un poco sobre su historia y tener algún conocimiento más sobre el arte de la marquetería.

LO QUE DEBES SABER...
  • Origen: aunque después se perfeccionará en Amberes, su verdadero origen se encuentra en Italia.
  • Marqueteros: cada maestro marquetero hace uso de diferentes técnicas en función de su experiencia.
  • Piezas: cada pieza de marquetería es única y lleva detrás un arduo trabajo de los expertos en marquetería.

La marquetería en realidad es una técnica que tiene su origen en Italia en el siglo XVI. Se trata de un arte en el que piezas de madera se integran en diferentes estructuras para crear diseños y patrones decorativos en mobiliario y objetos.

 

Origen en el siglo XVI en Italia

Esa técnica se llevaba a cabo en Italia, pero en lugar de madera usaban mármol con incrustaciones en piedras preciosas.

Amberes copió esta técnica de marquetería, pero en madera, para la elaboración de cómodas durante el mismo siglo. Es en Francia un siglo después cuando se crea una fábrica real para elaborar muebles de lujo y vestir así el Palacio de Versalles y el resto de residencias del monarca Luis XIV.

Actualmente la manera en la que se desarrolla el arte de la marquetería ha evolucionado y se utilizan cuchillos cortaláminas, sin embargo, esto no le resta tiempo a su elaboración. Otros maestros marqueteros se han decantado por el uso de sierras de calar o de contorno para facilitar la tarea.

Técnicas modernas pero no menos complejas

En cuanto al acabado de las piezas, es necesario aplicar diferentes tipos de abrasivos y barnices para tratar y colocar de forma óptima las piezas. Una forma muy popular de hacerlo es mediante la técnica del sombreado con arena, lo que le aporta un toque tridimensional. Se sumerge cada una de las piezas en arena caliente durante escasos segundos para después incluirlas en el retablo. También se graban líneas muy finas en la madera y se rellenan con tintes. En función del maestro marquetero las técnicas son unas u otras.

En realidad, aunque las técnicas han evolucionado mucho, también hay que decir que sigue siendo un trabajo muy costoso y que requiere de mucha precisión, no en vano la marquetería se sigue considerando como un arte.

 

¿Te ha gustado este artículo? No te pierdas nuestros boletines. ¡Apúntate!



Comentarios (1)

pedromuoz720 comento el 30/10/2014 a las 11:34

La marquetería me parece muy bonita, y muchas veces no se valora lo suficiente, cada pieza es única y cuesta mucho crearla.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos