Un despacho bien organizado

Publicado por Patricia Arroyo, 15 Oct 2014

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Cómo organizar tu propio despacho

Si estás pensando en montar un despacho en tu propia casa o en una oficina, te vamos a ayudar a organizarlo y decorarlo de la mejor forma posible.

LO QUE DEBES SABER...
  • Mesa: debe ser grande, ancha y espaciosa, además de tener cajones. 
  • Estanterías: es mejor que no sean muy altas y que cuenten con baldas y puertas, así, todo lo que guardemos no quedará a la vista.
  • Consejo: no trabajaremos de espaldas a una ventana, pues el sol puede reflejarse en la pantalla del ordenador.

El despacho es uno de los lugares en los que más tiempo pasamos al día, por lo que será fundamental que creemos en él un espacio agradable y que todos los elementos que lo formen sean lo más adecuados posible.

 

Cómo organizar un despacho

En primer lugar, si queremos tener un despacho en casa, es aconsejable que elijamos para él la habitación menos ruidosa del hogar y más retirada del resto, pues será fundamental que no se encuentre en un sitio de paso. Cuanto más retirado esté el despacho, mejor.

Una vez que hayamos elegido la estancia, pasaremos a observar las características de la propia habitación y, a partir de ahí, elegiremos los muebles y los elementos decorativos más apropiados.

En cualquier despacho que se precie no puede faltar cierto mobiliario. Por ejemplo, una buena mesa. Esta debe ser ancha y espaciosa, que nos permita colocar numerosos documentos y trabajar cómodamente sobre ella. Además, debe contar con varios cajones para poder guardar material (tijeras, grapadora, clips, calculadora...) y tener todo siempre a mano. Si la estancia es grande, es recomendable que coloquemos otra pequeña mesa auxiliar junto a la grande para situar el ordenador. Aunque, si lo preferimos, podemos poner sobre ella la impresora y el escáner.

En un despacho tampoco puede faltar una estantería, esta no debe ser demasiado alta, pues tenemos que poder alcanzar los documentos sin esfuerzo. Las mejores son las que tienen puertas y varias baldas en su interior, así podremos guardar carpetas y otros archivos sin que queden a la vista.

 

Limpieza y luz en el despacho

Podemos tener el mejor mobiliario, pero si no tenemos una buena luz, no podremos trabajar en las mejores condiciones. Por esta razón, será necesario contar con una buena lámpara.

Jamás habrá que trabajar de espaldas a una ventana, pues la luz se reflejará en la pantalla del ordenador. Lo mejor es que tengamos detrás una pared. Lo mismo ocurre con los espejos, es aconsejable no tener ninguno enfrente para evitar tanto reflejos como distracciones.

Otro punto fundamental es la decoración. Sabemos que cada uno tiene su propio gusto, pero la norma general es que se eviten los colores chillones y que se apueste por los tonos pastel y el blanco, ya que favorecen la concentración.  

Tampoco debemos olvidarnos de tirar los documentos que no nos sirven cada poco tiempo, ¡la limpieza es fundamental!



Comentarios (1)

mariagarcia421 comento el 15/10/2014 a las 13:28

Yo trabajo desde casa y no tengo un despacho como tal, pero mi zona de trabajo siempre está ordenada, si no, es imposible ser eficiente.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos