Decorar las paredes con murales únicos

Publicado por Cristina Yáñez, 09 May 2014

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Murales decorativos

Hoy en día una de las claves que cada vez se busca más en la decoración de una casa es la originalidad. En este sentido, uno de los elementos que más se descuidan son las paredes, ya que la mayoría de las veces nos limitamos a cambiarlas de color o de textura.

LO QUE DEBES SABER...
  • Estancias para murales: lo normal son zonas de juego o de ocio y habitaciones infantiles. Si no se recarga mucho, en cualquier zona de la casa se puede poner un mural.
  • Cómo eliminarlos: basta con pintar encima, no dejan huellas.
  • Ventajas decorativas: aportan originalidad, vitalidad y personalidad a cualquier estancia.

¿Qué te parecería que las paredes de tu habitación, tu salón o el patio de tu casa fueran únicas? Podemos conseguirlo con un original mural. Diego Apesteguia, fundador de Monkeyb murales nos orienta sobre lo que debemos tener en cuenta para decantarnos por esta original decoración.


1. Para los que están cansados de la pintura y el papel en las paredes de casa, ¿qué otras opciones modernas y decorativas existen?

Hoy en día las opciones son infinitas, murales hechos con vinilos fotográficos, siluetas con pegatinas, texturas, pinturas de pizarra, fluorescentes y, por supuesto, los murales pintados a mano, con espray, pinceles, aerógrafo, etc.

 

2. Puede que a muchas personas les dé miedo pintar todo un mural en casa. ¿Qué ideas puedes darnos para hacer pequeños dibujos en las paredes? 

La verdad es que cuanto más grande sea un mural, si está bien conjuntado con el espacio, mejor será. Pintar una pared no necesariamente implica hacerlo con mil colores, por ejemplo, unas siluetas de un color semejante al color de fondo pueden vestir mucho un espacio sin tener que recargar una pared.  

 

3. ¿Para qué estancias puede ser perfecto pintar un mural?

A mí me gustan mucho los murales usados como “pared de impacto” que es un término que se usa para definir, por ejemplo, una estancia de cuatro paredes en la que una de ellas destaca por su color, a juego con el resto del interiorismo.

Por supuesto, esto de jugar con colores siempre se asocia más a zonas de juego, de ocio, infantiles, etc., pero si se hacen buenas combinaciones de color que no recarguen mucho en salones o dormitorios, por ejemplo en la cabecera de la cama, pueden vestir mucho.

 

4. Si realizamos un mural en la pared de alguna habitación y luego necesitamos eliminarlo, ¿es fácil hacer desaparecer un mural de este tipo?

Con pintar encima es suficiente. En realidad es mucho más sencillo que quitar un vinilo de una pared completa por ejemplo, ya que simplemente es pintura y no deja huellas de grasa.

 

5. Si tenemos maña y somos creativos, ¿qué tipo de pintura y herramientas debemos utilizar para hacer murales en casa?

Dependerá de la resistencia que requiera luego el mural. Por ejemplo, en exterior es necesario usar esmaltes y colores más resistentes al agua, al sol, al roce, etc. Sin embargo, en interior se podría hacer prácticamente con cualquier pintura. ¡Hasta con pintura infantil o acuarelas! Luego bastaría con dejarlo secar bien y protegerlo con algún barniz incoloro.

 

6. Para los más reacios a este tipo de decoración ¿qué ventajas decorativas tienen los murales?

Un mural es una obra única, adaptada a cada persona y cada pared, que llena de vitalidad una habitación o una fachada.

La gente ve los murales como tatuajes pero en verdad son más como una prenda de vestir, se pueden ir cambiando a menudo, acorde con nuestro momento vital o las necesidades de un espacio.

 

7. ¿Cuáles son los murales más clásicos que os suelen pedir para interiores de casa? ¿Y los más atrevidos que os han pedido?

Lo más frecuente suele ser pensar en los murales para habitaciones infantiles o de ocio, como garajes adaptados a zona de juego o televisión. Y para los más atrevidos, ¡de todo!, pinturas en flúor que se vean con la luz apagada, un tiburón que parezca estar entrando en un salón con las fauces abiertas o un alien que sea un inspector de Hacienda.

A veces las ideas de los clientes son cosas muy locas que ni se nos habrían ocurrido, pero eso es lo bonito de ser muralista, hacer que cada día una nueva idea se convierta en realidad. 

 

¿Te ha gustado este artículo? No te pierdas nuestros boletines. ¡Apúntate!



Comentarios (1)

pedromuoz720 comento el 09/05/2014 a las 14:06

Me encanta la idea de los murales para un patio o un garaje, puede que me anime cuando haga reformas.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos