Decoración con frutas secas

Publicado por Cristina Yañez, 22 Nov 2013

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Naranja seca para decorar

Utilizar alimentos naturales como la fruta es una excelente idea para decorar centros de mesa, jarrones e incluso para aportar un buen aroma a nuestro hogar.

LO QUE DEBES SABER...
  • Frutas: las manzanas, naranjas y pomelos son las frutas más comunes para la decoración.
  • Materiales: para secar nuestras frutas naturales tan solo necesitamos fruta, limón, sal, agua y papel de cocina.
  • Tiempo: hay que dejar las rodajas de fruta en el horno durante una hora y girarlas cada 10 minutos aproximadamente. 

 

Dependiendo de la estación del año en la que nos encontremos utilizaremos una fruta u otra, así las manzanas son típicas del otoño mientras que las naranjas son del invierno.

 

Usos de las frutas secas 

Las frutas secas son un elemento excelente para decorar y aromatizar nuestro hogar. Podemos utilizarlas sobre todo en decoraciones de estilo rural, para adornar un centro de mesa, también para rellenar jarrones y para que nuestros armarios huelan bien.

Para usar las frutas como elemento de decoración vamos a aprender a secarlas. Tenemos que tener en cuenta que antes de comenzar el proceso hay que elegir bien la fruta con la que queremos decorar y aromatizar nuestro hogar. Podemos escoger por ejemplo entre manzanas, naranjas o pomelos, pues son alimentos naturales muy vistosos y que dejan un rico aroma.

Cómo secar las frutas

Para secar frutas vamos a necesitar: una pieza de fruta, limón, agua, sal y papel de cocina.

El primer paso será partir la fruta en rodajas de entre 4 y 6 cm, sin pelarla y retirar las semillas. Después batiremos dos tazas de agua con limón y echaremos tres cucharadas de sal. Una vez que tengamos todo esto empaparemos las rodajas en la mezcla y las dejaremos reposar 15 minutos. Esta técnica se utiliza para que el color original de la fruta no desaparezca.

Cuando hayan pasado estos minutos las pondremos a secar en papel de cocina para que este absorba el agua sobrante. A continuación pondremos las rodajas sobre una bandeja de horno. Si nuestra fruta se trata de manzana, podemos echar un poco de canela sobre las rodajas para conseguir un olor dulce. Una vez que todas las rodajas estén dentro del horno, las dejaremos calentar una hora a 200º C. Tenemos que estar pendiente de girar las rodajas cada 10 minutos para que no se nos quemen.

Una vez pasado el tiempo sacaremos las rodajas de fruta y las dejaremos enfriar. ¡Y ya tendremos nuestras frutas secas para decorar y aromatizar toda nuestra casa!



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos