Aprende a decorar con tonos marrones

Publicado por Covadonga Carrasco, 24 Oct 2013

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Combinar tonos marrones

Si existe un color perfecto para decorar en esta estación del año, el otoño, ese es el marrón. Se trata de un tono neutro que aporta calidez y sensación de confortabilidad a nuestro hogar, algo que, según se acerca el invierno, se agradece. Por eso, hoy os animamos a aprender a decorar con tonos marrones.

LO QUE DEBES SABER...
  • Neutros: la mejor forma de combinar el marrón en la decoración es hacerlo con los tonos neutros.
  • Ampliar espacios: para dar mayor sensación de amplitud a una estancia, debemos usar marrones de la gama más clara.
  • Rural: los marrones oscuros consiguen un ambiente rural y acogedor.

 

Si bien es cierto que el marrón en su diversidad cromática puede resultar fantástico a la hora de decorar, también debemos tener en cuenta que es un tono que si se usa del modo equivocado puede saturar el ambiente y estropear el resto de los colores de la decoración.

 

Confortabilidad y sensación acogedora

Por norma general, los muebles suelen tener colores marrones. Por eso, dependiendo de la intensidad de estos tonos debemos combinarlos con unos u otros.

Aunque el marrón a primera vista puede resultar para muchos un color serio y de aspecto tosco y antiguo, nada más lejos de la realidad. Estos tonos, en realidad, son solo una parte de la combinación que es necesaria para otros como los rojos, los verdes y los azules.

A grandes rasgos, los tonos de la gama de los marrones más utilizados son el castaño, canela, avellana y marrón chocolate. Simplemente con aumentar o disminuir la tonalidad de estos colores podemos crear ambientes extraordinarios.

Amplitud o reducción de espacios

Los tonos que mayor sensación de calidez y confortabilidad aportan son el blanco, ocre, crema, salmón y beis. Si además les damos un toque de color algo más llamativo, podemos obtener un efecto fantástico.

Si usamos colores marrones claritos conseguiremos dar mayor sensación de amplitud a la estancia, mientras que si usamos colores más oscuros conseguiremos el efecto contrario. Al mismo tiempo, los colores oscuros también tienen grandes ventajas, ya que aportan una sensación de seguridad y dotan a la estancia de ese toque rústico tan acogedor.

En el fondo, como sucede en la mayoría de las ocasiones, la decoración no es otra cosa que tener un poco de imaginación y cierta pericia a la hora de combinar estilos y colores.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos