Aprende a decorar con tonos rosas

Publicado por Cristina Yáñez, 13 Sep 2013

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Decorar con colores rosas

Aunque normalmente asociamos el color rosa a las habitaciones y accesorios de niñas, este tono no tiene por qué ser utilizado solo en estas ocasiones, pues también es un color perfecto para decorar baños, salones o comedores.

LO QUE DEBES SABER...
  • Rosa: es un color perfecto para decorar cualquier tipo de estancia, siempre teniendo cuidado de no recargar el ambiente.
  • Paredes: los tonos pastel son ideales para pintar las paredes, pues son colores que nunca pasan de moda.
  • Combinación: para decorar con colores rosas, lo mejor es combinarlos con otros tonos neutros como el blanco o el negro.

 

Seguramente hayamos notado que muchas tiendas de ropa, restaurantes, oficinas y otros negocios, están decorados con colores rosas, pues las paredes pintadas en este color aportan un toque de luz extra y la estancia aparenta ser más amplia.

 

Combinar el rosa con otros colores

Sin duda, el color rosa y todas sus variedades, son perfectos para decorar interiores y conseguir un toque clásico y romántico. Sobre todo si nos centramos en los tonos pastel.

Si queremos una estancia algo más moderna, tendremos que combinar este color con otros tonos más llamativos o neutros. Queda muy bien junto con el blanco, gris, negro, chocolate, beis y fucsia.

Cualquier combinación dará lugar a un entorno novedoso, pero a la vez muy elegante y tranquilo. En el caso de mezclar rosa y fucsia, lo ideal es añadir otro tono neutro como el blanco, para evitar que la habitación sea demasiado vibrante.

Podemos encontrar el rosa tanto en paredes y textiles como en mobiliario. Pero siempre deberemos tener cuidado para no dejar la estancia muy recargada y “empalagosa”.

Complementos rosas

Los tonos rosas nos aportan sensación de relax, armonía y confort. Pero al mismo tiempo, hacen de nuestro hogar un lugar moderno y cool, sobre todo si utilizamos colores más vivos.

Pero si no somos muy partidarios de pintar una habitación entera de rosa, podemos utilizar este color para añadir esos detalles que hacen única una decoración. Por ejemplo, una buena idea es colocar accesorios y elementos en color fucsia o frambuesa (cortinas, sillones, jarrones, cojines, etc.), en estancias en las que predomina el blanco o el negro.

De esta manera, conseguiremos un espacio moderno, innovador  y minimalista, sin dejar de lado la elegancia y la calidez.

La ventaja de los tonos rosas es que nunca pasan de moda. Los colores pastel siempre han estado presentes en todo tipo de estilos decorativos y así seguirá siendo. Para no tener que estar cambiando la decoración de una estancia cada poco tiempo, lo mejor es utilizar los colores rosas llamativos solo para los accesorios y complementos, y dejar los tonos claros para paredes y mobiliario.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios