Decora correctamente la habitación de tus hijos

Publicado por Cristina Yáñez, 29 May 2013

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Amueblar habitación niños

Cuando llega el momento de amueblar y decorar la habitación de un niño, a veces lo hacemos sin pensar mucho en él y en los años que tendrá que usar el dormitorio. Hoy, María Lantero, dueña del estudio de arquitectura de interiores y decoración Málamo, nos da algunos consejos para decorar de la mejor forma posible este espacio tan personal para los más pequeños de la casa.

LO QUE DEBES SABER...
  • Bebé: hay elementos en la habitación de un bebé que podrán servir al niño cuando crezca, como por ejemplo un armario empotrado, la mesilla de noche, una cómoda, etc.
  • Dormitorio compartido: es necesario darle el espacio suficiente a cada niño, tanto a la hora de dormir como de jugar.
  • Ahorrar: materiales como la melamina para muebles y la poliamida para textiles como alfombras, ayudarán a abaratar el gasto que supone la decoración de un dormitorio infantil.

 

1. Antes de que llegue un bebé a casa hay que tenerlo todo preparado. ¿Qué no puede faltar en el dormitorio de un recién nacido?

En mi opinión, un dormitorio de bebé tiene que ser fácilmente convertible en un dormitorio para un niño/a de 10 años, de forma que el gasto en decorarlo no sea únicamente para 2 o 3 años y se pueda amortizar para un futuro más lejano.

Lo más importante es una cuna pequeña o capacho con ruedas, que le durará hasta los seis meses aproximadamente (hasta que empiece a sentarse). Es fundamental para poder moverla por toda la casa.

 

El dormitorio sería perfecto que fuera muy luminoso, ya que al principio es bueno para la piel del bebe y además hace que sea más acogedor. Las paredes revestidas con un tranquilo y bonito papel, en tonos suaves, ya decoran la habitación. La elección de este papel es muy importante y es mejor asesorarse de un profesional, para que no sea demasiado marcado y le pueda durar hasta los 10 años por ejemplo.

Un armario empotrado es necesario para más adelante, ya que en un principio solo se colgarán faldones y pequeños vestidos; pero lo recomendable es tenerlo desde el principio. En un principio, lo que más se usa es una cómoda para guardar toda la ropa. Algunas vienen preparadas con cambiador en la encimera, pero si en el baño hay encimera de lavabo, podemos poner una tabla con colchoneta para cambiar allí al bebé, porque además la cómoda con cambiador a los años ya no tiene sentido.

Es importante tener en el dormitorio una butaquita cómoda para poder sentarse a dar el pecho o biberón. Esta butaca es recomendable que esté tapizada con una funda para poder lavarla.

En el suelo, estará bien colocar una alfombra de lana para que el bebé pueda gatear, retozar y jugar en un sitio mullido. La iluminación, sería muy bueno que fuera regulable, de forma que el ambiente se adapte a cada momento.

2. ¿Qué muebles podemos comprar para que los niños puedan seguir utilizándolos mientras van creciendo?

Hay unas camas de tamaño normal de 0,90 m x 1,90 m y 2,00 m, que vienen preparadas con barreras laterales y una zona a los pies libre de barreras para entrar y salir de la cama. En un futuro se quitan las barreras y quedan muy bien como camas normales, pudiéndolas usar para los siguientes años.

Una cómoda, una mesilla de noche y una butaca siempre son útiles a lo largo de los años.

3. Cuando es necesario que dos hermanos utilicen el mismo dormitorio, ¿cómo debemos amueblarlo?

Cuando nos encontramos con esta situación, tenemos que intentar darle a cada niño su espacio, por ejemplo, un armario para cada uno sería perfecto, o al menos repartir zonas para cada uno.

En este caso es importante aprovechar bien el espacio del dormitorio, depende mucho de los metros cuadrados que tenga y la forma, pero generalmente se amuebla dejando el máximo espacio libre para jugar; por ello se ponen literas (bien una encima de otra o en L, pudiendo así darles menos altura y aprovechar la parte de debajo de la cama alta con una mesa de estudio, cajones, etc.) o camas nidos. Pero el inconveniente de estos muebles es la incomodidad de hacer las camas. Por ello, en el caso de tener la posibilidad, ya sea porque el dormitorio es grande o porque en la vivienda se dispone de otra zona de juegos, lo más cómodo sin duda es tener dos camas.

Es mejor colocar dos mesas de trabajo que una sola, para que a la hora de estudiar no se distraigan fácilmente. Pero en el caso de no tener sitio para ello, una mesa larga con dos sillas, dos cuerpos de cajones diferenciados y estanterías para cada uno, será suficiente.

4. En el caso de que la habitación sea para un niño y una niña, ¿cómo podemos conseguir una decoración armónica y acorde a los gustos de ambos?

Lo mejor es decorarla con tonos y dibujos neutros. La habitación se puede pintar o empapelar en colores beis, verdosos, grisáceos, etc., y utilizar telas o papeles con diseños de cuadros, rayas o combinando distintos modelos lisos.

5. ¿Qué colores son los más indicados para una habitación infantil?

Los mejores colores para las paredes son los tonos suaves y neutros, con toques más llamativos en cajones, alfombras y almohadones.

6. ¿Y qué materiales son los más recomendables?

En muebles, los materiales más actuales son las melaminas y lacados, pudiendo rematarlos con madera para hacerlos más acogedores.

En paredes, a ser posible es mejor utilizar una pintura o material lavable, como pinturas plásticas y papeles vinílicos.

En alfombras, las de lana 100% son fáciles de limpiar y muy cómodas para jugar en el suelo. También es recomendable el PVC, como el bolón, que imita a una estera pero en plástico, estéticamente es bonito y además se puede fregar.

7. ¿Cómo podemos diferenciar la zona de estudio de la zona de juegos en una misma habitación?

Por ejemplo, poniendo alfombra solamente en la zona de juego. Sería bueno que los juguetes no estuvieran por toda la habitación, sino en unos muebles de cajones y estanterías en la zona destinada a juegos.

8. ¿Qué elementos de seguridad podemos instalar en una habitación infantil?

Hay que tener mucho cuidado con no poner debajo de las ventanas mesas o cualquier mueble al que se puedan subir los niños, hasta que tengan una edad suficiente para que no sea peligroso asomarse.

También hay unos plásticos que se ponen en los enchufes que son imposibles de quitar por los niños pequeños, para evitar así accidentes de este tipo.

Si existen escaleras en la vivienda, es conveniente poner una puerta o barandilla de seguridad al comienzo de esta.

9. ¿Qué ideas puedes darnos para decorar un dormitorio infantil con un bajo presupuesto?

Para ahorrar dinero en la decoración de un dormitorio infantil, podemos tener paredes con pintura plástica y quizá poner alguna pegatina decorativa salteada o solo en una zona. Para la alfombra, existen las de poliamida, que tienen aspecto de lana pero son más económicas y que se limpian mejor. En vez de cortinas podemos poner screens enrollables. Muebles como la mesilla de noche, la cómoda y la mesa de estudio pueden ser de melamina y las sillas de plástico.

Pero la cama es una inversión para muchos años, así que lo recomendable es que sea de buena calidad desde el principio. Pues sale más caro comprar varias malas y pequeñas si al cabo de los años hay que comprar una en condiciones.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos