Qué es y cómo crear un punto focal

Publicado por Covadonga Carrasco, 18 Abr 2013

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Crear un punto focal en decoración

En ocasiones, son los pequeños detalles los que consiguen que la decoración se convierta en un trabajo extraordinario. Crear un punto focal es uno de esos detalles que no se aprecian a primera vista, pero que pueden cambiar por completo la decoración de una estancia. Hoy te enseñamos qué es y cómo conseguirlo.

LO QUE DEBES SABER...
  • Salón: el sofá y un espejo de gran tamaño serán suficientes para crear un punto focal.
  • Dormitorio: la cama y los armarios se convierten en puntos focales tan solo por su tamaño.
  • Altura: cuidado a la hora de colgar cuadros y espejos para no restar protagonismo a camas y chimeneas.

 

Cualquier tipo de decoración, no importa si es clásica o moderna, necesita un punto focal que nos ayude a descansar los ojos y relajarnos, es decir, algo que nos llame la atención.

 

Puntos focales para el salón

Este punto focal puede ser una chimenea, una ventana tras la que se esconda un paisaje relajante, etc. Por desgracia, en la mayoría de las ocasiones no contamos con este tipo de puntos focales, así que es necesario crearlos. Estas son algunas de las propuestas que hacemos:

Si, por ejemplo, el salón no tiene unas medidas cuadradas, tendremos que colocar un elemento tan importante como es el sofá en la pared que tenga mayor longitud. Para llamar después la atención sobre ese punto, tendremos que colocar encima un espejo o una pintura de grandes dimensiones.

Si contamos con una chimenea y queremos acentuar su importancia, tendremos que hacer lo mismo que con el sofá.

Debemos evitar colocar estos elementos a una altura excesiva porque entonces le restaríamos importancia al punto focal que queremos crear. Dejaremos los objetos que decoran la chimenea en la parte superior y, en épocas de calor, colocaremos arreglos florales, plantas e incluso velas en el interior de la chimenea, para que al mirarla no se vea vacía y podamos seguir manteniéndola como punto focal.

Puntos focales para la habitación

En el caso de los dormitorios, la cama se convierte en el punto focal simplemente por ser el elemento de mayor tamaño. Un cabecero llamativo o colgar algún cuadro o espejo como en el salón puede cambiar completamente el enfoque que tenemos de la habitación.

En cuanto a las estanterías, no es recomendable cargarlas de libros. Es mejor intercalar otros objetos decorativos.

Los armarios son otros puntos focales de importancia. Decorar sus puertas con fotos paneladas puede ser una buena forma de crear estos puntos de descanso visual.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios