Crear un salón de juegos de mesa

Publicado por Cristina Yáñez, 02 Abr 2013

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Un salón de juegos en casa

Habilitar en nuestro hogar un espacio dedicado a la diversión de toda la familia puede suponer un valor añadido en nuestra calidad de vida. Hoy veremos cómo podemos crear un salón de juegos que se adapte a nuestra casa y a nuestro bolsillo.

LO QUE DEBES SABER...
  • Iluminación: el espacio debe tener una buena iluminación, natural o artificial.
  • Juegos: es mejor que estén destinados a las edades y el disfrute de todos los miembros de la familia.
  • Zona infantil: podemos reservar un espacio para los más pequeños donde colocar sus juguetes.

 

La iluminación es uno de los elementos más importantes del salón. Lo mejor será un espacio que cuente con luz natural, pero si no tenemos esa posibilidad, deben organizarse los puntos de luz en función de la colocación de los distintos juegos.

 

Un lugar para toda la familia

En lo referente al mobiliario, debemos tener en cuenta que se trata de un lugar de ocio y relajación, por lo tanto no es necesario que cuidemos la decoración al máximo, podemos utilizar muebles que no utilicemos en el resto de la casa o que les sobren a nuestros amigos y familiares. Podemos almacenar algunas sillas plegables para las visitas inesperadas.

Es importante que no falte una zona habilitada para los juegos de mesa. Bastará con colocar una mesa con suficientes sillas y alguna estantería para su almacenaje.

Si tenemos la opción de crear un pequeño saloncito, podemos colocar un sofá y una mesa para la televisión y convertir la estancia en nuestra sala de cine particular. También es posible colocar aquí una videoconsola y fomentar su uso en familia.

Es preferible crear un salón de juegos lo más atemporal posible. Por este motivo se suele optar por instalar un futbolín, una mesa de pin-pong, una mesa de billar o una diana, con los que se puede jugar a cualquier edad y nunca pasan de moda.

Para los peques de la casa

En el caso de que queramos habilitar una zona especial para los más pequeños, lo mejor es que nos guiemos por los gustos y los consejos de los niños, que al fin y al cabo son los que van a disfrutar de la sala.

Una de las claves de esta decoración reside en la elección de los colores. Si no queremos recurrir a llamar a los pintores, podemos optar por colocar vinilos en las paredes que podremos cambiar a medida que varíen los gustos de los peques.

Lo más recomendable es colocar en esta zona de la casa un suelo de goma. La mejor opción son las placas de gomaespuma de colores que se unen entre sí formando un puzle, ya que el simple hecho de su colocación puede suponer un juego.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios