Cómo guardar tus decoraciones navideñas

Publicado por Cristina Yáñez, 02 Ene 2013

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Guardar los adornos de Navidad

Cuando termina la Navidad es necesario recoger y guardar de nuevo todos los adornos que hemos puesto en casa para que nos sirvan el próximo año.

LO QUE DEBES SABER...
  • Envoltorios originales: lo mejor es conservarlos para guardar cada año los adornos de la mejor manera posible.
  • Plástico de burbujas: es el mejor aliado para proteger las figuritas del belén y los demás adornos frágiles.
  • Lugar: debe ser fresco y seco como el trastero o un armario. Para evitar que la humedad dañe los artículos se pueden usar bolsitas de gel de sílice.

 

Siempre es más fácil sacar las cosas que recogerlas y con la decoración navideña ocurre igual. Es necesario tomárselo con calma, pues todas las figuritas, luces y adornos hay que guardarlos correctamente para que se conserven en perfecto estado y duren muchos más años.

 

 

Cómo conservar los adornos

El primer consejo y seguramente el más útil es guardar las cajas y envoltorios originales. Como esto casi nunca lo cumplimos, es recomendable saber cómo guardar todos los adornos, pues cada uno es diferente y por ello necesita una conservación distinta.

Las cajas siempre son el mejor remedio para almacenar cosas. En este caso se pueden utilizar de diferentes tamaños y materiales. Lo mejor es que sean de cartón o transparentes para poder ver el contenido. Si te decides por las de cartón hay que etiquetarlas por fuera. Dentro de las cajas es necesario separar cada adorno, bien en bolsas o bien en otras cajas más pequeñas, cada cosa bien identificada para no perder el tiempo la próxima Navidad buscando lo que queremos. Además lo más frágil debe ir siempre arriba del todo.

Las figuritas del belén son bastante delicadas, por ello lo mejor es envolverlas en papel y después en plástico de burbujas, así estarán bien protegidas de posibles golpes.

Por otra parte, para evitar que las luces de Navidad acaben enredadas y con nudos, hay que enrollar cada tira con cuidado alrededor de un tubo de cartón, como el del papel de cocina por ejemplo. De esta manera las luces estarán perfectas para utilizarlas de nuevo.

El árbol de Navidad también necesita conservarse bien. Si es artificial basta con quitar todas las bolas y adornos, doblar las ramas con cuidado y taparlo con una bolsa de plástico grande. Si es un árbol natural habrá que cuidarlo hasta el próximo año o trasplantarlo en un jardín.

Todos los demás adornos, como coronas, guirnaldas, serpentinas, etc., se pueden doblar o plegar y meter en otra caja aparte, no hay problema por guardar todo esto junto. Lo único necesario es poner una capa de plástico de burbujas en el fondo de la caja y otra en la parte superior antes de cerrarla.

Dónde guardarlos

Todas las cajas y bolsas deben dejarse en un lugar fresco y seco para no dañar los artículos navideños. Lo mejor es encontrar un hueco en un armario o dejarlo todo en el trastero. Si vivimos en un clima bastante húmedo, en el interior de las cajas es recomendable poner bolsitas de gel de sílice que ayudarán a proteger de la humedad.

Debemos recordar poner las cajas más ligeras encima de las más pesadas y siempre con las etiquetas a la vista para tener todo bien ordenado y a mano.

Y por supuesto, los adornos que puedan estropearse, que estén en mal estado o que no vayamos a utilizar más, hay que tirarlos a la basura y no acumularlos.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos