Posavasos de madera

Publicado por Covadonga Carrasco, 14 Nov 2012

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Hacer posavasos de madera

Ser un poco hábil con las manos puede servirnos para darle un toque personal a los accesorios que conforman la decoración de nuestro hogar. Hoy queremos enseñaros a elaborar posavasos de madera, de forma original, divertida y muy sencilla, para que podamos usarlos y evitar así que se nos manche la mesa.

LO QUE DEBES SABER...
  • Palitos de helado: pueden ser perfectos para elaborar los posavasos de madera si los pintamos de colores divertidos.
  • Cortar las varillas: elige el vaso más grande de la casa como medida para saber cuánto tienes que cortar los palitos.
  • Madera: si el color natural es bonito no hará falta que la pintes, solo tendrás que barnizarla.

 

Existen varias maneras de elaborar los posavasos de madera, pero como siempre os decimos, lo único que hace falta es tener un poco de imaginación.

 

Elementos necesarios

La manera más sencilla de elaborar los posavasos de madera es con varillas de madera. Existen dos opciones, una con varillas cilíndricas y otra con maderas planas (incluso los palitos de madera de los helados nos pueden servir). Por lo tanto necesitaremos:

- Varillas de madera o palitos de madera (los de los helados)

- Lija

- Hilo grueso

- Pintura (la que más os guste, puede ser de un solo color o de varios)

Elaboración de los posavasos de madera

Lo primero que habrá que hacer es cortar todas las varillas de madera con el mismo largo. Para saber qué medida es la que quedará mejor, coge el vaso más grande que tengas en casa y colócalo sobre una de las varillas para que puedas tener más o menos una idea de cuál ha de ser el tamaño.

Cuando las hayas cortado, lija un poco los extremos si fuera necesario y comienza a pintarlas. Puedes elegir los colores que más te gusten, o si por el contrario la madera que has elegido te gusta, puedes simplemente barnizarla y dejarla con su color natural.

En el momento en el que la pintura y el barniz estén secos, comienza a enrollar un pedazo de hilo grueso a una de las varillas, después coge uno de los lados del hilo y enróllalo a otra varilla hasta que todas queden pegadas y ajustadas tirando con fuerza del hilo. Cuando llegues a la última varilla da la vuelta con el hilo y sin cortarlo haz el mismo camino pero al revés.

Tus posavasos de madera estarán listos para librar a tu mesa de molestas manchas y quedarán lo suficientemente decorativos como para que tus amigos te pregunten dónde los has comprado.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios