Crea tus propios sellos originales

Publicado por Covadonga Carrasco, 02 Ago 2012

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Hacer tu propio sello

Un sello da elegancia e impone respeto. Estamos acostumbrados a verlos en papeles oficiales, siempre sosos y poco cuidados. Sin embargo un sello puede llegar a decir de nosotros más de lo que pensamos. Con un sello 'vendemos' imagen, es una impronta de nosotros mismos. Hay que cuidar todos los detalles e intentar ser originales.  

LO QUE DEBES SABER...
  • Sellos: se han utilizado simpre para dar validez a los documentos, pero lo cierto es que ahora puede ser un mero elemento decorativo.
  • Para decorar: cuadernos, carpetas, cojines, bolsos de tela y pañuelos. Si es en tela, deberemos estampar con pintura en tela. 
  • Materiales: madera, caucho, goma o planchas de foam.
  • Elaboración en madera: lijar, untar aceite vegetal y barnizar la superficie.

 

Ya sabemos que la existencia del sello se remonta a la existencia de la civilización. Los dos han ido caminando de la mano desde el comienzo de la sociedad y han tenido una función tan importante como dar validez a los distintos documentos. Lo han utilizado gobiernos, casas reales y personalidades de alta cuna. Afortunadamente esto ha cambiado y un sello puede ser utilizado por todo aquel que lo desee y donde lo desee. ¿Cómo hacerlos originales?

 

Utilizar sellos para decorar

A lo largo de la historia los sellos se han utilizado como decimos para múltiples objetivos. Se han dejado iniciales grabadas en cera para cerrar un sobre como señal de amor y compromiso, se han sellado partidas de nacimiento, se han inmortalizado grandes momentos del pasado, etc. Pero ahora lo que está de moda es usarlos en la decoración.

Podemos utilizarlos para decorar en tela nuestros pañuelos y complementos e incluso cojines. Por ejemplo podemos crear sellos con letras y estampar palabras en ellos. Una idea sería crear sellos con las formas de "L", "O", "V" y "E" y estampar la palabra "love" en un bolso de tela para ir a la compra, incluso podemos completarlo con corazones u otros símbolos. 

Olvídate de tener una carpeta aburrida y simple. Si cuando eramos adolescentes las utilizábamos para pegar las fotos de los artistas y actores de moda, ahora las podemos decorar con bonitos dibujos, palabras y símbolos creados por nosotros mismos. Lo mismo se puede hacer con nuestros cuadernos y el forro de los libros.

Recuerda que si vas a utilizarlo para estampar en tela, deberás utilizar pintura de tela para evitar que se vaya tras los lavados. 

Crear un sello para transmitir nuestra personalidad

Pero si lo queremos es crear un sello personal, debemos pensar muy bien qué queremos transmitir con él. Cada vez que dejemos sobre papel esta impresión estamos dando a conocer muchos más aspectos de nuestra personalidad de lo que podemos llegar a pensar. Por ello, se aconseja que sea algo elegante, con clase, pero sobre todo ha de ser original.

No buscamos que sustituya nuestra firma para que no sea aburrido, tampoco buscamos que sea rocambolesco y que no se adivine lo que queremos transmitir. Elegiremos algo sencillo, un objetivo sobre el que vamos a trabajar para que quede lo mejor posible. Podemos 'tallar' en la base del tapón algún signo que sea relevante para nosotros.

Hay que esbozar bien el dibujo que queremos que constituya nuestra seña. Pueden ser las iniciales de nuestro nombre con una letra cuidada o podemos utilizar un dibujo que represente algo para nosotros. Por ejemplo, si nos gusta y/o trabajamos en el mundo de la moda, podemos utilizar la imagen de una muñeca estilizada vestida con tonos negros y blancos, un zapato de tacón, etc. La cuestión es lanzar un mensaje innovador y original en cada estampado.

Cómo hacer un sello

Pero sea cual sea el objetivo con el que hagáis el sello, la fabricación siempre será la misma. Si se nos dan bien las manualidades esta misión es coser y cantar. Podemos utilizar distintos materiales para elaborar nuestros sellos. La madera es una buena opción, pero también lo es el caucho y lacre o bien la goma

Una vez tengamos claro nuestro diseño hay que grabarlo en el material elegido. Esta puede ser la parte más complicada porque exige precisión y cuidar cada detalle al máximo. Después debemos cerciorarnos de concluir el trabajo atendiendo a nuestro soporte. El que más cuidado necesita es la madera. Tendremos que lijar, untar aceite vegetal y barnizar la superficie.

Otra opción es grabar nuestro dibujo en una plancha de foam, donde será más fácil tallarlo, y pegar esta a un corcho o taco de madera con pegamento.

Ya tenemos nuestro sello, solo nos queda elegir la tinta a gusto del consumidor y decidir dónde queremos ponerlos. Disfruta con tu estampa.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos