Cómo hacer una cesta de mimbre

Publicado por Covadonga Carrasco, 28 Jun 2012

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

cestas mimbre

Si te gustan las manualidades y además quieres darle a tu casa ese toque familiar y confortable que quizá te falte, hoy queremos enseñarte a hacer canastas de mimbre. Un curioso detalle decorativo que irá bien para prácticamente cualquier tipo de decoración y sobre todo, con un toque agradable y encantador.

LO QUE DEBES SABER...
  • Materiales: cañas de mimbre de diversos tamaños.
  • Tamaño: hay que tejer las cañas hasta conseguir el tamaño deseado.
  • Truco: unas pinzas de la ropa ayudarán a sujetar las cañas mientras tejes.
  • Tijeras: corta bien las cañas cuando hayas terminado, dejando que sobresalgan un poco.

 

Las cestas de mimbre resultan perfectas para guardar artículos en el baño como jabones y flores secas aromáticas, o para colocarlas en la cocina y llenarlas de fruta. Incluso dependiendo de su tamaño podemos usarla para guardar el correo que nos llega a diario.

Por eso, y porque sabemos que te encanta elaborar tus propios detalles decorativos, hoy queremos que consigas crear tu propia canasta de mimbre.

 



Lo primero que habrá que hacer será crear una base tejida para la canasta. Coloca cinco cañas largas en sentido vertical sobre una superficie lisa y cómoda y ve tejiendo cinco cañas hacia el interior y hacia el exterior con las cañas que habías colocado de manera vertical, elaborando un cuadrado que quedará en el centro.

Tejer con cañas de mimbre

Una ayuda serán las pinzas de la ropa que te ayudarán a sujetar las cañas de mimbre. Dobla hacia arriba las esquinas del cuadrado y apriétalas con las pinzas, dejándolas aseguradas.

Coge una caña del centro, de un extremo y divídela hacia abajo en el centro utilizando la tijera. Tendrás que tejer la caña que se ha dividido hacia adentro y hacia afuera del resto de cañas, introduciendo el extremo de la caña hacia el interior de la base.

Precisión y paciencia

Repite esta acción hasta que consigas la altura que habías previsto para tu canasta de mimbre.

Una vez lista, recorta las cañas para que el borde quede cubierto y liso. Para ello será necesario dejar al menos cuatro o cinco centímetros que sobresalgan de la canasta. Asegúrate de que la tijera corta bien porque la caña es bastante dura.

Mete las cañas en el interior de la canasta, dentro de otra caña tejida sobre la parte inferior.

Enrolla una caña más larga por todo del borde superior de la canasta y con una caña más delgada vete cosiéndola alrededor de la caña más larga y cuando hayas cubierto todo el borde, coloca la caña más fina en el interior de tu nueva canasta.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos