Decoración: estilos que se van a llevar en 2018

Publicado por canalHOGAR, 27 Dic 2017

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Mesa con dos sillas en colores madera y rosa, mantel de estampado en zigzag y dos lámparas de techo

La decoración para 2018 mantiene los estilos que más nos han cautivado este último año, pero los reinventa y les aporta la sencillez del minimalismo, la tendencia que englobará todos los ambientes del hogar en el nuevo año. 

Las tendencias en decoración para 2018 vienen marcadas por la mezcla de estilos: objetos antiguos combinados con los diseños más innovadores, la calidez de la madera y el frío del metal fundidos en un mismo elemento, estampados clásicos con otros de origen tribal, colores de matices empolvados y terrosos con sus versiones más vivas. Impera la libertad con mesura, el aire clásico y desenfadado y el gusto por rescatar piezas del pasado. Eso sí, la clave para el nuevo año es unificar cada estilo bajo un mismo parámetro: el minimalismo en estado puro.

 

Estilos en la decoración para 2018

 

  • Minimalismo

El minimalismo seguirá siendo el rey indiscutible del interiorismo en las decoraciones de 2018. La pureza de las líneas, la sencillez en la elección del mobiliario y el rechazo a los excesos en pro de una decoración más escueta seguirán siendo las claves del nuevo año. Sencillez cargada de buen gusto, donde cada elemento es elegido a conciencia. Pero esta tendencia no está reñida con el diseño: los muebles y sillas más icónicos de la historia ganan enteros y se integran en los hogares, permitiendo con sus líneas innovadoras prescindir de cualquier otro objeto decorativo. Los colores abandonan la paleta de los pasteles y apuestan por los tonos vibrantes pero en matices terrosos y empolvados, como el rosa, el verde, o el azul, acompañados por los eternos arena, el blanco o el cobre.

  • Clásico renovado

El estilo más antiguo de todos vuelve con una estética renovada, más moderna y actual que prescinde del uso de maderas nobles o telas pesadas en pro de un ambiente más ligero y sencillo. El "horror vacui" del estilo clásico puro desaparece. Ya no es necesario recargar cada estancia, sino elegir cada pieza con mesura. Prima el mobiliario de esencia conservadora y forma tradicional en colores suaves de acabado mate, pero se combina con objetos modernos, con pinceladas de colores más atrevidos o con materiales que contrastan, como el metal o el cristal. Los textiles siguen siendo de gran calidad, pero ahora presentan estampados más sutiles, sin que destaquen.

  • Vintage

Otro estilo que perdura un año más es el vintage, pero con novedades.

La principal apuesta de la nueva temporada será la incorporación de elementos art dèco en la decoración de interiores: sofás y sillones curvos tipo Feathersone en colores vivos pero con matices empolvados, suelos de baldosas en damero blanco y negro, lámparas de formas sinuosas y originales fabricadas en acero, o elementos decorativos con el cobre como protagonista. Todo ello enmarcado en un ambiente vintage en tonos neutros con matices de color, como el marrón rojizo, el azul pálido o el verde grisáceo en sus versiones terrosas, con muebles de estética antigua y acabados decapados. Cabe destacar que el terciopelo resurge de su ostracismo para ocupar los lugares más destacados de la casa, en cojines, cortinas, pero sobre todo, tapizando sillas o sofás. Su tacto suave y aterciopelado invita al descanso y su gran variedad de colores tanto suaves como intensos es también una de sus principales virtudes.

 

  • Rústico actualizado

El estilo rústico que veremos en 2018 será más relajado y se fundirá con otras tendencias, como la nórdica o la industrial. Los muebles de madera maciza, vastos, heredados de nuestros abuelos, no son los únicos que copan estos espacios, sino que comparten escena con elementos de líneas sencillas y acabados más ligeros. Las paredes se desprenden de sus colores cálidos para rendir tributo al blanco, dejando únicamente las vigas del techo en su madera natural. Este estilo rústico se contagia también del minimalismo, y prescinde de objetos decorativos para destacar sólo unos cuantos elegidos. Será un estilo que se asemeje más a la elegancia de las casas provenzales o a la naturalidad de las campiñas inglesas tipo cottage. Los materiales naturales como el ratán, la arcilla, o el vidrio se unen en ambientes de tonos neutros para aportar la originalidad de sus texturas y colores. Los muebles de metal trabajado serán la gran apuesta de la temporada.

  • Boho

El espíritu libre, bohemio y vanguardista vuelve, una temporada más, a las estancias de la casa de la mano del estilo boho, donde la naturaleza y la vida sencilla alcanzan su máxima expresión. La mezcla de materiales naturales, como la madera sin tratar, el yute, el lino o el barro, con detalles étnicos y elementos de carácter nómada son la clave de estos ambientes. Pero también lo es el uso del color en tonos vibrantes mezclados con audacia con estampados creativos, tribales o heredados de otras culturas exóticas.

Además, otros estilos continúan con su estela, como el nórdico, con variaciones que le llevan a recrear ambientes noretnic o espacios hygge, el estilo que te ayuda a ser feliz. Como también lo hace el Seguro de Hogar MAPFRE Platino, el producto más completo del mercado que ofrece el mayor nivel de cobertura tanto para la vivienda como para los bienes que hay en ella. 



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios