Consigue una auténtica casa de pueblo en la ciudad

Publicado por canalHOGAR, 03 Oct 2016

Consigue una auténtica casa de pueblo en la ciudad

El estilo rural nunca pasa de moda y lograr una casa de pueblo en plena ciudad es el sueño de muchos que disfrutan de una casa acogedora y cálida en el interior, pero con las ventajas de estar ubicada en el medio urbano.

Fuera del entorno rural, el estilo rústico también llena de calor y naturaleza el interior de los edificios más fríos que se construyen en los grandes núcleos urbanos. Disfrutar de una auténtica casa de pueblo en la ciudad es posible, solo tienes que adoptar una decoración rural, interpretada a tu estilo y modificar la casa en revestimientos y materiales para recrear la esencia de las casas de campo.

   1. Vigas

Uno de los elementos más identificativos de una casa de pueblo son los techos altos y cubiertos de vigas, gracias a los nuevos  materiales y técnicas arquitectónicas es posible poner vigas en casi cualquier espacio, al menos, vigas decorativas que son lo necesario para darle a tu casa o alguna de las estancias, un estilo rural auténtico.

   2. Madera

No tengas dudas al elegir el material principal para decorar una casa de estilo rústico, la madera es la gran baza. Los suelos e incluso las paredes o parte de ellas deben revestirse de madera. Hay muchas posibilidades, aunque la tarima de grandes listones es la más clásica y accesible; no obstante, puedes jugar con diferentes maderas, acabados y colores, pero siempre recuerda que los entornos rurales apuestan por colores de la naturaleza.

   3. Forja

Después de la madera, o junto a ella, la forja es el material más presente en las casas de pueblo. Puedes elegirlo para las lámparas y elementos de decoración como cabeceros o algún mueble auxiliar. Si tienes porche o terraza, los bancos de forja son una apuesta segura. La forja te ayudará a aportar un toque romántico o elegante a la decoración rústica, si prefieres mantener un ambiente más rural o cálido, mejor evita excederte en la forja.

   4. Colores y print

Los colores del estilo rural son los colores del campo y la naturaleza, tonos básicos como el verde o el rojo pueden aportar personalidad a las estancias, aunque los colores tierra deben ser los predominantes. Para los textiles domésticos como cortinas o colchas puedes elegir estampados floreados de campiña o cuadros y rayas en espacios como la cocina o el baño.

   5. Flores frescas y decoración natural

No es posible componer una decoración de casa de pueblo sin introducir toques de naturaleza que pueden ser más o menos intensos, según el gusto y las posibilidades del espacio. Si puedes permitírtelo los grandes jarrones con flores frescas sobre mesas redondas son un elemento perfecto para un comedor o salón elegante y de ambiente rústico. Las pequeñas macetas con platas aromáticas no deberían de faltar en la cocina y para las habitaciones elige flores silvestres.

 

   6. Elementos decorativos

Hay una gran variedad de elementos para la decoración que pueden interpretarse en clave rural, pero hay algunos que son especialmente adecuados para recrear una casa de pueblo en la ciudad: espejos, arcones o baúles, floreros o percheros, por ejemplo, están entre los elementos que deberías incluir en tu casa de estilo rural. Recuerda que la madera, pero también el cuero, la piedra o la forja son materiales adecuados para estos accesorios también. Sillones o butacones y sillas de madera y formas tradicionales, tampoco pueden faltar y además, tendrán una función práctica.

   7. ¿Qué evitar?

Queda claro que es lo que tienes que buscar e incluir en tu casa de estilo pueblo, pero es esencial que tengas mucho cuidado para no cometer errores e incorporar algún detalle o color que estropearía definitivamente el encanto, la sencillez y el confort de tu casa de decoración rural. Atención a los colores, evita azules y morados especialmente en paredes o en grandes cantidades, no incorpores metales ni tonos dorados o plateados salvo en detalles muy puntuales y nimios. Evita los diseños y las formas angulosas y complicadas, romperían el equilibro que debe reinar en una casa de pueblo.

Conseguir una auténtica casa de pueblo en la ciudad es hoy bastante viable y relativamente fácil, gracias a los nuevos materiales y posibilidades, solo es necesario dejarse llevar por las inclinaciones más naturales y sencillas. Con independencia del estilo de tu casa, pero siempre adaptado a tus necesidades y prioridades elige una póliza de Seguro de Hogar MAPFRE flexible y asequible para dar respuesta a cualquier tipo de casa.



Linkedin Google Email WhatsApp

Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos