Cómo hacer una corona de flores para el pelo

Publicado por canalHOGAR, 20 Ago 2016

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Cómo hacer una corona de flores para el pelo

Si buscas la forma de que tu corona de flores no resulte aburrida y poco original, la solución es sencilla: hazla tú misma y no te limites en la combinación. Llevar una tiara de flores sólo es original, si te lo propones.

Las modas se imponen, pero también se popularizan muchas veces en exceso, perdiendo su encanto. De este mal adolecen en los últimos meses las coronas de flores para el pelo. Llevan un par de años siendo tendencia y eso les ha hecho perder frescura, originalidad y encanto, pero no todo está perdido; de la mano de los DIY,  las coronas de flores para el pelo recuperan su personalidad.

Lo primero es saber cómo hacer una corona de flores, o mejor dicho cómo hacer cualquier corona de flores. En esencia, todas las tiaras de flores se hacen igual y aunque exigen un poco de práctica y paciencia, no es un trabajo muy complicado. Otra cosa es hacer algo diferente y original, eso ya depende de la creatividad, imaginación e inspiración con la que cuentes o la que busques.

La teoría es sencilla. Vas a necesitar alambre fino pero resistente para la base, cinta adhesiva en color verde -o del color que prefieras- e hilo metálico. Luego, depende del tipo de corona de flores que vayas a crear, puedes emplear flores frescas o artificiales, ramas u otro tipo de recursos naturales como frutos secos, cintas de colores, piedras u abalorios, y un largo etcétera, ya que las coronas de flores admiten mil estilos y posibilidades de personalización.

1. Base de alambre

Mide el contorno de tu cabeza para hacer la corona a tu medida. Es importante pensar si quieres una corona completa, media, una tiara o una diadema para calcular su tamaño. La corona clásica es completa y se encaja en el perímetro del cráneo, por encima de las orejas, no debe apretarte, pero debe encajar para usarse con comodidad y no molestar.

Lo más recomendable es que cortes el alambre de acuerdo al perímetro de tu cabeza, lo redondees, pero no lo cierres hasta que no acabes el trabajo. Termina los extremos con ojales que luego pueden unirse uno con otro o ampliarse con una goma, convirtiendo la corona en diadema o tiara para otros usos, por ejemplo. El ojal es muy sencillo de hacer: dobla el final del alambre sobre sí mismo, dejándolo hueco, con unos cinco centímetros puede ser suficiente.

2. Forrado

Con cinta adhesiva, tipo washi tape es recomendable forrar el alambre antes de proceder a su decoración. Es importante que la cinta que utilices sea de calidad para que el resultado final de la corona sea profesional y duradero. Aunque no es una parte que vaya a verse, es la base, por lo que es fundamental la calidad en el material y en el trabajo.

Elige cintas flexibles y ligeras, discretas y mullidas. Si vas a hacer una corona tradicional y natural, lo más adecuado es que elijas una cinta de color verde musgo, para que quede lo más invisible que sea posible y sirva como base perfecta a tu creación.

3. Decoración

Con esta base de alambre forrado, llega el momento de que aportes personalidad y exclusividad a tu corona, de acuerdo con el diseño que hayas elegido. Es importante tenerlo muy claro para que el resultado sea exitoso y coordinado. Elige siempre flores ligeras y no seas demasiado generosa en la variedad de colores, formas o tamaños, salvo que seas una experta en la combinación de flores. La clave está en sujetar las flores naturales u los elementos elegidos con hilo de alambre enrollando sobre la base de forma sencilla, pero eficaz y duradera.

Las combinaciones son tantas como quieras, pero puedes seguir unas normas de estilo básicas en floristería, si estás un poco perdido. Por ejemplo, para coronas naturales y campestres, elige flores silvestres y pequeñas como margaritas; si quieres algo muy sencillo, pero muy efectivo, apuesta por la paniculata blanca, la flor de las novias más naturales, además es muy económica. Para composiciones románticas tonos como los rosas y los morados. Si quieres una corona llamativa, pero elegante, elige grandes rosas en un tono profundo, pero único.

Hacer tu propia corona de flores para el pelo no es complicado, pero sí exige de un poco de creatividad y preparación, si no lo tienes muy claro busca inspiración en tus cuentas de Instagram  o Pinterest favoritas o en la propia naturaleza, que te dará pistas muy concretas y siempre apropiadas.

Los trabajos creativos, como hacer coronas de flores para el pelo por ejemplo, exigen tiempo y dedicación, paciencia en muchos casos y una mente despejada. Gracias a la completa protección que te ofrecen los Seguros de Hogar MAPFRE, con todas las coberturas, asistencias y servicios que precisas en cada momento,  tú podrás dedicarte a tu lado más creativo sin preocuparte por eventualidades o incidentes domésticos.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos