Renueva tus sillas con la técnica del dip painting

Publicado por canalHOGAR, 11 May 2016

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Renueva tus sillas con la técnica del dip painting

Un pequeño detalle y tu comedor se llena de actualidad y personalidad: prueba a renovar tus sillas con la técnica del dip painting, la técnica de moda que puedes hacer tú mismo y de la forma más sencilla.

Para renovar tus sillas con la técnica del dip painting, solo vas a necesitar pintura, eso sí, la adecuada para el tipo de material del que estén hechas tus sillas, del color que prefieras y cinta de carrocero. El efecto dip painting hará que tus sillas luzcan renovadas y con un toque muy especial.

Como pauta general sobre el dip painting, ten en cuenta que cuanto más parte de la pata pintes de color, más llamativo será el efecto dip paintig, sobre todo si eliges colores brillantes o fuertes; no obstante, lo más adecuado es pintar un cuarto del total de la pata de la silla para un efecto dip painting clásico.

La cinta de carrocero es imprescindible para aplicar esta técnica de forma correcta, será la que te permita marcar las zonas que no vas a pintar: de esa forma, te aseguras un corte perfecto como el que requiere la técnica.

- El efecto dip painting hace ver que las sillas han sido sumergidas en pintura del color elegido, en una parte de la pata. La altura hasta la que aplicar la pintura también varía en función del estilo de silla y el gusto personal.

- En esencia, esta técnica se utiliza en sillas, pero también en mesas, y se está extendiendo a cualquier mueble, incluso aunque no tenga patas.

- Los colores a elegir pueden ser cualquiera, según el gusto y el estilo de la estancia donde se vayan a poner las sillas. Pueden elegirse tonos que contrasten frontalmente con el color del resto de la pata y la silla, o tonos más suaves que coordinen.

- Para sillas más sobrias y sencillas, una buena idea es elegir tonos pastel como el mint o el rosa cuarzo, que además están de moda y son ideales para ambientes vintage o románticos, por ejemplo.

- Si buscas un toque más llamativo, para entornos industriales o más divertidos, elige colores fuertes que entren en claro contraste con el resto de la silla.

La técnica del dip painting, o sumergido, no exige mucha experiencia con la pintura, aunque cuanto más la practiques y según vayas haciendo diferentes trabajos, descubrirás la forma más adecuada de aplicarla. El dip painting admite muchas interpretaciones y acabados por lo que puedes aplicar cualquiera de ellas o inventar el tuyo propio.

 

 

Todas las patas en el mismo color a la misma altura

En este caso el resultado son sillas, en general, sobrias, con mucha personalidad, pero siempre elegantes, perfectas para espacios equilibrados. Aunque dependen del color elegido, si pintas todas las patas en igual tono e igual trozo en cada pata, este será el efecto que consigas.

Cada pata de un tono y a distintas alturas

Es el dip painting más loco, perfecto para espacios infantiles o sillas con personalidad divertida y alocada, pueden ser el toque de color en un comedor de estilo nórdico o en una cocina de madera, por ejemplo. Elige colores diferentes, pero en la misma gama o coordinados, si quieres suavizar algo el efecto multicolor.

Combinaciones entre patas o entre sillas

Entre el Dip painting más austero y el más disparatado, puedes elegir el dip painting combinado. Perfecto para salones familiares con un toque de clasicismo, pero no tan serios o sobrios. En este caso, también es un efecto sorprendente si lo que dejas sin pintar es la parte más baja de las patas y la parte superior del respaldo y, sin embargo, das color a la parte central de la silla.

Como comprobarás tú personalmente, renovar tus sillas con la técnica del dip painting es sencillo y muy versátil, puesto que es una técnica decorativa de pintura que puede adaptarse a cualquier entorno y ambiente, y podrás realizarla en poco tiempo y con resultados muy sorprendentes y exclusivos. El Seguro de Hogar MAPFRE protegerá tus sillas renovadas, y todo el mobiliario de tu hogar, de acuerdo con las coberturas que elijas para tu póliza.

 

Imagen | Brit



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos