Flores con alambre y esmalte de uñas

Publicado por canalHOGAR, 15 Abr 2016

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Flores con alambre y esmalte de uñas

Llega el Día de la Madre o el cumpleaños de tu mejor amigo, o simplemente quieres una ramo de flores imperecedero y eterno para tu despacho, descubre cómo hacer flores con alambre y esmalte de uñas, el resultado es espectacular.

Las posibilidades de las flores con alambre y esmalte de uñas son muchas, tanto en sí mismas, como parte de una decoración o como pieza fundamental en accesorios para el pelo o elementos de bisutería, como anillos o broches. Cuando controles la técnica de elaboración, descubrirás lo prácticas y útiles que pueden resultar en tus manualidades y DIY.

Los materiales y herramientas necesarios para hacer flores con alambre y esmalte de uñas son bastante sencillos de lograr y económicos, sin embargo, la técnica es algo laboriosa y precisa de paciencia, tiempo y práctica, pero no es ni mucho menos complicada.

Prepara alambre fino, apto para manualidades que puedas doblar con comodidad y facilidad con las manos y con ayuda de un pequeño alicate, por ejemplo. Necesitas además, esmalte de uñas y hasta aquí, los materiales para hacer flores con alambre y esmalte de uñas.

   1. Corta el alambre

Lo mejor es cortar un trozo de alambre de unos 50 centímetros, aunque depende del tamaño de la flor, los pétalos que quieras incluir, si harás o no tallo y hojas… pero esto son detalles que aprenderás a calcular con la experiencia y el tiempo. De momento, y para empezar a conocer la técnica, lo más recomendable es hacer una flor sencilla de cuatro pétalos.

   2. Elige tus herramientas y prepara el alambre

La estructura de estas flores es de alambre, por lo que tendrás que moldearlo. Puedes hacerlo con las manos o puedes ayudarte de alicates y algún instrumento redondo, como un rotulador o un palito circular de no más de un centímetro de diámetro, lo que determina el tamaño del pétalo. Este punto también cambiará cuando controles la técnica y sepas con qué tipo de instrumento tú personalmente te apañas mejor.

   3. Haz la estructura

Deja unos 10 centímetros de alambre, por donde puedas sujetar cómodamente la flor; a partir de ahí, dobla el alambre alrededor del rotulador y cierra el círculo pasando el alambre por encima. Ya tienes tu primer pétalo, repite la operación creando la flor de cuatro pétalos alrededor del punto base de alambre.

   4. Moldea los pétalos

Ahora los pétalos son totalmente circulares, de acuerdo con el tamaño elegido, pero los pétalos son más bien ovalados, por lo que con la ayuda de una pequeño alicate podrás lograr una forma de pétalos mucho más bonita y realista. Simplemente debes apretar delicadamente el círculo para que adquiera una forma de almendra, ovalado. Igualmente puedes colocar los pétalos en la disposición que más te guste.

   5. Aplica el esmalte y dale color a tu flor

Ahora llega la parte más delicada, no te desesperes, es casi imposible que te salga bien a la primera, pero lo lograrás en poco tiempo. Carga el pincel del pintauñas de manera abundante, cuanto más denso sea el esmalte más sencillo te resultará este paso. Coloca el pincel sobre un extremo del pétalo -sobre los dos alambres que conforman el borde- y arrástralo muy despacio y con mucha pulso. El esmalte debe formar una especie de pompa que hará que se quede adherido a los bordes, rellenando de esmalte -y de color- el pétalo.

   6. Manos y capas de esmalte

Una vez logres pintar con una primera capa de esmalte de uñas los cuatro pétalos de tu primera flor de alambre y esmalte, es muy importante que lo dejes secar al máximo para que el esmalte se endurezca. Después, es recomendable repetir la operación, según el gusto y el tipo de esmalte, se suelen aplicar entre 4 y 5 capas del mismo. Las manos de esmalte, posterior a la primera, son mucho más sencillas y rápidas de pintar, ya que cuentas con la base inicial ya endurecida. No obstante, ten siempre cuidado, se delicado en la aplicación del esmalte de uñas, extrema las precauciones y respeta los tiempos de secado para lograr un efecto perfecto y unas flores resistentes y duraderas.

Las flores con alambre y esmalte de uñas son muy bonitas, puedes hacerlas del tamaño, estilo y modelos que prefieras o que tu imaginación invente; por supuesto, la variedad de colores y acabados, también es infinita. Este mismo método de las flores con alambre y esmalte de uñas, lo puedes aplicar en otras creaciones y las flores en sí mismas son perfectas para diademas, horquillas o broches, entre otras muchas aplicaciones.

Sin ser una manualidad fácil, las flores con alambre y esmalte de uñas solo requieren de paciencia, tiempo, práctica y tranquilidad. El Seguro de Hogar MAPFRE trabaja por ti y contribuye a que tu casa disfrute siempre del máximo confort para que tú puedes dedicarte en cuerpo y alma a tus flores de alambre y esmalte, o a lo que tu decidas y prefieras, sin interrupciones ni nervios en el mejor entorno, el de tu casa.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos