Cómo colocar la cama según el Feng Shui

Publicado por CanalHOGAR, 11 Feb 2016

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Cómo colocar la cama según el Feng Shui

La distribución, los elementos, los colores y la orientación de cada uno de las piezas presentes en una estancia son objeto de estudio para el Feng Shui. Descubre cómo colocar la cama según el Feng Shui, todo equilibrio y paz.

El Feng Shui armoniza y mejora la relación de los seres humanos con su entorno; este saber milenario oriental aporta interesantes pautas para organizar nuestros espacios de cotidianos –como la casa, la oficina o el lugar de trabajo- , teniendo en cuenta las energías positivas y atrayendo la fluidez de las fuerzas y energías de la naturaleza.

La cama, como clave para el descanso y la buena salud tanto física como emocional y espiritual, encuentra en el Feng Shui unas recomendaciones principales en cuanto a colocación.

El norte es el punto clave hacia el que orientar la cama

Lo ideal es que el cabecero de tu cama o más concretamente tu coronilla de la cabeza cuando estás acostado apunte al punto cardinal norte, mientras que los pies señalan al sur. De esta forma, según el Feng Shui, el descanso será completo, profundo y reparador, alineando tu células en el sentido correcto y no interfiriendo, además, en el natural devenir de las fuerzas magnéticas de la naturaleza.

Nada debajo de la cama

Aunque es cómodo y práctico utilizar la parte  inferior de la cama como zona de almacenaje, si quieres ceñirte a la sabiduría oriental del Feng Shui, tendrás que renunciar a este espacio y dejar el espacio totalmente vacío y libre. De hecho, lo más recomendable y habitual en los países orientales es colocar el colchón directamente sobre el suelo, por eso, es común el uso de tatamis o futones. De esta forma, el contacto con las fuerzas de la naturaleza es más certero, directo y profundo, ayudando a tu cuerpo a recargar casi por contacto cuando estás durmiendo en la cama.

Evita las lámparas suspendidas sobre la cama

El Fengh Shui recomienda techos totalmente despejados sobre el área de la cama, nada debe colgar sobre la cama ni tampoco desde ella. Es mejor apostar por luces indirectas, en los laterales o focos de luz en la zona del cabecero, por ejemplo. Por supuesto, los doseles u otro tipo de elementos decorativos que quedan sobre la cama tampoco están permitidos en Feng Shui.

Ventanas y otros elementos

No es tampoco armonioso ni equilibrado, según el Feng Shui, colocar tu cama contra una ventana, debajo de la misma, tampoco bajo tuberías, depósitos de agua, vigas… o cualquier otro tipo de elementos ni estructural ni de decoración.  En cuanto a la puerta de acceso al dormitorio, tampoco es recomendable que los pies de la cama miren hacia ella. Mejor mantenerla en un lateral o incluso, de espaldas a la cama.

Tipo de cama

La sencillez y el equilibrio, además del orden son pautas básicas en el Feng Shui, de acuerdo con ello, las camas más propias para armonizar con el entorno natural que te rodea, mientras duermes, es una cama sencilla con pocos o ningún adorno, de líneas rectas. Además, cuanto más cerca del suelo, mejor, por lo que es recomendable apostar por camas bajas. En este sentido, cumplen todos los requisitos los futones o camas tipo tatami que, desde hace años, se han introducido con éxito en el mercado occidental.

Ambiente y decoración, entorno

El entorno de la cama es tan importante como su orientación, ubicación y forma. El Feng Shui aboga por los estímulos externos nulos para garantizar un descanso perfecto. Por supuesto, ningún elemento electrónico, debe estar presente en un dormitorio Feng Shui, ni televisiones ni ningún tipo de dispositivo generador de disturbios, contaminación eléctrica y/o  distracciones al descanso. Busca el máximo aislamiento acústico  y la oscuridad más absoluta. Elige colores claros o neutros, y materiales naturales como la madera, el bambú o el papel.

Ahora que ya sabes cómo colocar la cama según el Feng Shui, puedes probar a adaptar estos consejos, al menos, los que sean posibles, llevando a tu dormitorio este saber popular oriental. No obstante, si no quieres sentirte inseguro e intranquilo en tu vivienda y te asaltan preocupaciones antes situaciones imprevistas, el Seguro de Hogar MAPFRE también puede ayudarte con sus coberturas y asistencias más actuales, adaptadas a tus necesidades y las de tu hogar.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos