Cortinas doradas en la decoración

Publicado por Covadonga Carrasco, 21 Abr 2015

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Cómo combinar unas cortinas doradas con la decoración

Durante algún tiempo, el color dorado era cualquier cosa menos digno de aparecer en la decoración de nuestra casa. Probablemente, porque durante décadas se había convertido en el color protagonista de la mayoría de los salones, el tiempo hizo que acabáramos aborreciéndolo y finalmente desechándolo de nuestra decoración.

LO QUE DEBES SABER...
  • Estampados: las cortinas doradas corren el riesgo de resultar algo densas, por eso es importante evitar los estampados.
  • Elegancia: las cortinas doradas aportarán un toque elegante a la decoración.
  • Neutros: los tonos neutros son los ideales a la hora de combinar las cortinas doradas.

A día de hoy aún queda gente con reticencias a la hora de integrar el dorado en la decoración, sin embargo, las cortinas doradas últimamente han vuelto con fuerza.

 

El dorado siempre ha sido un tono que nos recuerda al lujo, la riqueza, la ostentación... sin embargo, si lo usamos con cierto gusto y elegancia y no lo hacemos en exceso, como por ejemplo colocar unas cortinas doradas, podemos darle un toque especial a nuestra casa, sobre todo si la decoración de nuestro dormitorio o de nuestro salón es de estilo clásico.

Cortinas doradas para verano o para invierno

Dentro de los dorados también existen varias intensidades, incluso el tipo de textura de la tela puede convertirlo en más o menos elegante. Podemos pensar en el tipo de tela en función de la luz que queremos dejar pasar o la época del año en la que queremos colocar las cortinas. Si queremos hacerlo en invierno y dejar pasar poca luz, podemos colocar unas cortinas doradas largas en texturas como lana o tweed, terciopelo, etc. Estas podemos cambiarlas para el verano con una textura transparente en seda, algodón ligero o raso, incluso en lino, uno de los materiales que más de moda se han puesto en los últimos tiempos; y algo más cortas en tonos metalizados que también provocarán mayor sensación de frescor.

Mejor cortinas lisas que estampadas

Otro detalle a tener en cuenta también es el estampado. Si es demasiado recargado, podemos restarle elegancia, lo ideal es que sean cortinas doradas pero discretas, lisas. Aunque si no podemos resistirnos a los estampados, podemos colocar unas cortinas blancas con el estampado en dorado.

Para combinar con el resto de la decoración, los tonos blancos y los neutros en general son los más adecuados si no queremos darle un aspecto barroco a la estancia.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos