Salón de estilo nórdico

Publicado por Covadonga Carrasco, 17 Dic 2014

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Salón con estilo nórdico

Junto con el dormitorio, el salón es una de las habitaciones en las que más tiempo pasamos. Por eso, es importante que su decoración sea agradable, acogedora y que refleje perfectamente nuestra personalidad para que nos haga sentir cómodos.

LO QUE DEBES SABER...
  • Luz: la luz natural y la luz artificial son básicas para la decoración de un salón de estilo nórdico.
  • Madera: es el material con el que se revestirán suelos y paredes, y del que estará fabricado la mayoría del mobiliario.
  • Textiles: un salón nórdico está decorado a base de tonos claros. Los textiles se encargan de dar el contraste de color.

Un salón de estilo nórdico consigue todas estas características, apostando siempre por los tonos claros, ya que ayudan a aprovechar al máximo la luz. La madera se convierte en el material protagonista colocándolo prácticamente en todas partes, desde las paredes al suelo, ya que aporta sensación de calor y es aislante.

 

Textiles que aportan el toque de color

En cuanto a los textiles, buscaremos tonos cálidos para que contrasten con el resto de la habitación, que estará decorada en tonos claros. Los textiles suelen estar fabricados con fibras naturales como la lana o el algodón. Son materiales perfectos para los cojines, mantas, cortinas, etc.

Si hablamos de los muebles, lo ideal es usar muebles bajos en la parte de descanso y mesas y sillas más altas en la zona de comedor. Y es que lo más frecuente es separar estos dos espacios dentro del salón. Este estilo es bastante minimalista, por lo que no será necesario recargarlo demasiado.

La importancia de la luz

No importa el tamaño del salón, lo ideal es contar con una zona de lectura: una butaca o un sillón cerca de un punto de luz serán suficiente.

Y es precisamente la luz uno de los puntos fuertes de la decoración de estilo nórdico. Es muy importante no solo la luz ambiental sino también una fuente de luz en el techo, luces indirectas por todo el salón para que haya suficiente luminosidad para crear un ambiente cálido, pero sin necesidad de agobiar.

En definitiva, un salón de estilo nórdico debe ser acogedor, sin demasiados trastos, en tonos claros y con muchísima luz situada en el sitio adecuado. Una forma de decorar sencilla y fácil de conseguir.

 

Si quieres recibir consejos como estos y otros muchos más, el boletín de canalHOGAR es para ti. ¿A qué esperas para suscribirte?



Comentarios (1)

simeonediego842 comento el 17/12/2014 a las 11:56

Hay que tener cuidado con los sofás blancos de estilo nórdico porque es muy fácil mancharlos aunque quedan muy bonitos en el salón.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos