El vidrio ácido en la decoración

Publicado por Covadonga Carrasco, 22 Oct 2014

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Decorar con vidrio ácido

El vidrio es uno de los materiales imprescindibles en la decoración, pero, como pasa con el resto de elementos, también va sufriendo cambios y va desarrollándose para conseguir efectos maravillosos que decoran por sí mismos.

LO QUE DEBES SABER...
  • Decoración: el vidrio ácido da un aspecto elegante a nuestra decoración por sí mismo.
  • Intimidad: es un material que consigue cierto grado de intimidad al mismo tiempo que sigue dejando pasar la luz.
  • Suelos: los suelos de vidrio ácido son perfectos para dar sensación de amplitud y mayor luminosidad, pero de una manera muy discreta.

Eso es precisamente lo que sucede con el vidrio ácido. Se trata de un vidrio matificado, mateado, que es perfecto para aportar un toque elegante, discreto y fantástico para cualquier estilo.

 

Un grado más de intimidad en el hogar

La elaboración del vidrio ácido se realiza con una base de vidrio simple a la que se le aplica un ácido que consigue disolver una parte que genera la superficie granulada. Esta superficie se encargará después de dispersar la luz y que convierte lo que era un vidrio incoloro transparente en el vidrio traslúcido.

Una de las grandes ventajas de este tipo de vidrio es que nos permite cierta intimidad en lugares en los que nos gusta colocar cristal, pero en los que necesitamos que no se vea el otro lado, pero sí que pase la luz.

Este material cuenta con la ventaja de poder curvarlo, biselarlo, taladrarlo, lacarlo e incluso serigrafiarlo. Cualquier opción que se nos ocurra podemos llevarla a la práctica con este tipo de vidrio.

Vidrio que decora por sí mismo 

El vidrio ácido es rugoso en la superficie y dispersa la luz con un grado de opacidad muy leve, pero suficiente para lograr ese efecto. Aunque rugoso, su tacto es suave y da una apariencia sedosa.

Podemos encontrarlo laminado o templado, incluso los hay aislantes.

El vidrio ácido lo podemos usar en mamparas, frontales de armarios, mesas, oficinas, salones e incluso en suelos o cualquier otro sitio que se nos ocurra, porque decora por sí mismo. En la parte exterior del hogar podemos usarlo también en cerramientos, tragaluces, etc.

Se utiliza mucho para la separación de espacios y en lugares en los que la decoración es de estilo minimalista. Es el complemento perfecto para darle un toque sofisticado y elegante a cualquier estancia.



Comentarios (1)

Sandra comento el 22/10/2014 a las 12:17

Me parece que el vidrio ácido es muy útil ya que permite muchas posibilidades para la decoración como he podido leer en este artículo.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos