Tipos de gres para el suelo

Publicado por Lucía Sánchez, 23 May 2014

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Los diferentes tipos de suelos de gres

Los suelos de gres son una buena opción para nuestros hogares, ya que, además de ser atractivos y duraderos, son muy fáciles de limpiar. En el caso de que nos decidamos por este tipo de pavimento, es conveniente conocer los tipos de suelo de gres a los que podemos optar.

LO QUE DEBES SABER...
  • Gres porcelánico: aunque es el más caro, es idóneo para zonas exteriores como los patios.
  • Gres extruido: es poco absorbente y tiene un aspecto rústico.
  • Gres natural: es el más barato y adecuado para interiores.

Conocer los diferentes tipos de pavimentos de gres puede ayudarnos a decidirnos por alguna de estas variedades: porcelánico, extruido y natural. Veamos sus características y diferencias.

 

Gres porcelánico

Es uno de los tipos de suelo de gres más modernos, ya que se incorporó en el mercado en 1988. Este tipo de pavimento de gres reproduce materiales como el hierro, la madera o la piedra.

Además, las baldosas son poco porosas y, por ello, pueden limpiarse con simple agua y jabón. El hecho de que sea un material poco poroso supone que no absorbe la suciedad fácilmente. Por esta característica, el gres porcelánico es uno de los más recomendados para suelos de exterior. Si tenemos un patio que pavimentar, el gres porcelánico será una buena opción. ¿Su inconveniente? Es uno de los más caros.

 

Gres extruido y natural

El gres extruido tiene un aspecto rústico. También podemos encontrarlo en las tiendas con el nombre de Klinker. Es habitual que lo veamos cortado a modo de baldosines y el grosor es algo que puede variar en función de las preferencias. Al igual que el gres porcelánico, este tipo de gres es el adecuado para suelos de exterior.

El último tipo de suelo que queremos presentar es el de gres natural. Esta variedad de gres es la más barata y se trata de, básicamente, sencillas baldosas de cerámica. Al igual que los suelos anteriores, este también es poco absorbente. En las tiendas puede que lo encontremos con otros nombres como pavimento gresificado, pavimento cerámico esmaltado o, simplemente, pavimento cerámico. Al contrario de lo que pasa con los anteriores tipos de gres, el natural es más habitual emplearlo para interiores.

Ahora que conoces los diferentes tipos de gres que existen, anímate a cambiar el exterior o interior de tu hogar para que tus suelos tengan un aspecto diferente y más moderno gracias a estos pavimentos resistentes, decorativos y, no menos importante, fáciles de cuidar.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios