Estilo toscano, un toque campestre para tu hogar

Publicado por Cristina Yáñez, 11 Jul 2013

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Decora tu hogar como las casas de la Toscana

Últimamente se están poniendo muy de moda aquellos estilos de decoración que evocan a la vida en el campo y a las antiguas casas campestres de nuestros antepasados. Uno de ellos es el estilo toscano, basado en esa preciosa región de Italia famosa por sus caserones y viñedos en los que la luz del sol se refleja mágicamente. Por ello vamos a ver las principales características del estilo toscano en la decoración del hogar.

LO QUE DEBES SABER...
  • Colores: predominarán los tonos tierra con toques de dorado y colores que evoquen a la naturaleza.
  • Materiales: la piedra y la madera son los principales exponentes, aunque también se admiten hierros forjados y cerámicas.
  • Elementos: tradicionales y que guarden cierta relación con el pasado, como pueden ser muebles de madera o jarrones de porcelana.

 

Este tipo de decoración está más indicado para las casas de campo o que tengamos en el pueblo. La decoración al estilo toscano se caracteriza por transmitir una sensación de ambiente rural y calidez, así como de naturalidad en todos los materiales empleados para vestir el hogar. 


Fusión con la naturaleza 

Para transmitir estas sensaciones, una de las claves fundamentales es la utilización de colores cálidos que abarcan desde los tonos tierra hasta los tonos dorados, pasando por verdes muy naturales como los que podemos encontrar en plena naturaleza. Esta paleta de tonos crea un contraste espectacular con los cielos azules y los reflejos del sol propios del paisaje de la Toscana.

En cuanto al mobiliario y materiales que podemos usar en este estilo, destacan todos aquellos que no den sensación de artificialidad, por lo que son altamente recomendados la piedra y la madera. El primero de ellos lo podemos usar en muebles como mesas o sillas, mientras que el segundo será perfecto para las paredes. Tienen también relevancia la cerámica, que podemos emplear en jarrones y demás ornamentos, y el ladrillo, que quedará perfecto si no lo ocultamos y está a la vista. El hierro forjado estará presente en cabeceros de camas, cocinas y ventanas. 

Suelos y textiles 

Muy característicos en este tipo de decoración son los suelos de terracota, idóneos para mantener las temperaturas en la casa y que conservarán el calor durante los meses más fríos del año.

Por último, los textiles más empleados son aquellos que proceden de fibras naturales como pueden ser el algodón y el lino; y que sean preferiblemente de color blanco.

Como veis, estamos ante un estilo en el que priman los elementos naturales y que rechaza la artificialidad de los elementos más modernos.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos