Decoración estilo romano, un clásico que vuelve a estar de moda

Publicado por Covadonga Carrasco, 19 Abr 2013

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Decoración estilo romano

La decoración es cíclica y cada cierto tiempo los antiguos estilos regresan y se ponen de moda, por eso hoy queremos recordar cuáles son los detalles que nos ayudarán a conseguir una decoración de estilo romano.

LO QUE DEBES SABER...
  • Accesorios: esculturas, cuadros y jarrones con motivos romanos servirán para dar ese toque clásico al hogar.
  • Reformas: una de las mejores opciones es crear arcos y columnas en la estancia que queramos decorar.
  • Textiles: utilizar telas es la manera más económica y vistosa de crear un ambiente de estilo romano.

 

En la decoración de estilo romano podemos distinguir algunas variedades, la de las casas señoriales, conocidas como domus romanas; las insulae romanas y las villas. En general, el estilo romano en la decoración contemporánea hace uso de materiales muy sencillos como las maderas, los mosaicos y los mármoles.

 

Pinturas, columnas, cenefas y decoración floral

A la decoración de estilo romano le podemos añadir columnas de imitación, capiteles, arcos o escenas de pinturas romanas. En los baños lo mejor y más sencillo es incluir cenefas o decoración floral.

Si no tenemos la posibilidad de hacer un cambio radical en el hogar y meternos en obras para conseguir los arcos, podemos usar otra serie de elementos que nos ayudarán a darle ese toque romano a nuestra decoración sin hacer una gran inversión económica. Una de las opciones es mediante los textiles con una extensa variedad de estampados y telas.

Baños de estilo romano, gran variedad de azulejos

Si lo que se pretende es dar solo un pequeño toque de estilo romano al hogar, el baño es la zona perfecta para hacerlo. Los romanos decoraban con mosaicos y curiosas figuras esta estancia.

Existe una gran variedad de azulejos que nos recuerdan este estilo, tanto para las paredes como para los suelos, que conseguirán acercarnos esa decoración tan peculiar.

Pero para decorar el salón o los dormitorios no hace falta hacer grandes inversiones, si tenemos mano con la aguja y el hilo podemos customizar viejos cojines y cortinas, eligiendo telas con estampados de ambientes romanos, añadiendo borlas y detalles propios de este estilo clásico.

Por supuesto, las velas con forma de columnas, esculturas romanas y cualquier jarrón elaborado a base de mosaicos, también ayudarán a crear este particular ambiente.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos